Es una duda que muchos os planteáis a la hora de equipar vuestra furgoneta. En este artículo profundizamos en qué pautas debemos seguir a la hora de camperizar una furgoneta para que no tengamos problemas a la hora de pasar la Inspección Técnica de Vehículos (ITV), además de aprender paso a paso como transformar un van en una camper.

Existen muchos lugares reglados que se dedican de forma profesional a esta materia, puntos que garantizan a su vez que el equipamiento instalado pasará de forma inequívoca la ITV. Sin embargo, hay muchos amantes del camper que deciden realizar sus propias labores de bricolaje e instalación. Es en este caso donde es necesario conocer los documentos que serán necesarios para poder pasar la Inspección Técnica de Vehículos de forma regular.

Exigencias recogidas en el Real Decreto 736/88

El Real Decreto 736/88 es el documento legal que recoge las pautas que deben seguirse a la hora de realizar una transformación en cualquier vehículo. Como es lógico, el texto especifica lo relativo a la modificación de furgonetas.

  • Certificado del fabricante del vehículo autorizando dicha reforma. Se debe exigir al fabricante que en dicho certificado especifique (aunque sea resumido) las partes principales de dicha reforma. Estos certificados se piden a través del concesionario donde se adquirió el vehículo. También puede solicitarse en otro concesionario de la misma marca.
  • Proyecto técnico visado por el Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Industriales y Certificado de Ejecución de Reforma. Documento que contiene con todo detalle pesos y medidas antes y después de la transformación, así como todas las partes de la reforma realizada. Se incluirá plano pormenorizado de la misma. Este proyecto lo puede realizar cualquier ingeniero técnico industrial que esté colegiado. El precio oscila entre 350 y 400 euros.
  • Certificado eléctrico (en caso de llevar instalación de 220 v) expedido por un electricista autorizado. Precios entre 175 y 250 euros.
  • Certificado de gas (en caso de llevar instalación de gas) expedido por instalador autorizado. Precios entre 100 y 150 euros.
  • Certificado del taller que ha realizado la reforma, donde figure el nº de Registro Industrial. En este documento deben figurar todas las partes de dicha transformación. Conviene saber que el Real Decreto no especifica este certificado.
  • Todos los certificados deben cumplimentarse según modelo oficial. Las copias de estos certificados pueden solicitarse en cualquier estación de ITV.

Para conocer los requisitos generales legales que, con carácter general, consideran a una furgoneta como vivienda debemos consultar también el Real Decreto 2282/1998. El texto fija una serie de elementos mínimos para contar con la homologación, no obstante; estos items serán susceptibles de interpretación por las personas encargadas de las mismas:

  • Cama o asiento convertible en cama, mesa, cocina y al menos un módulo de armario o similar en la furgoneta.
  • Disponer de ventilación permanente, a través de una claraboya y una rejilla a ras del suelo.

Si estás pensando en camperizar tu furgo y necesitas ideas y pautas para hacer un buen trabajo, te recomendamos ver el siguiente video en el que la youtuber Paulina muestra a través de un tutorial como transformar un van en un camper:

En nuestra sección legal podéis acceder al documento completo para más información.

Seguro que os ha resultado útil e interesante estos consejos, así que ¡enviadnos los vuestros para que podamos inspirarnos, aprender y compartir conocimientos!