Confortable, acogedora e ingeniosa. Con esos tres adjetivos la francesa Challenger quiere mostrar la esencia de su nuevo perfilado 240, un vehículo innovador por debajo de los siete metros (6,9 m) con una distribución de cocina y aseo situados en la parte trasera; y salón modulable tanto en L como en U.

Súper equipado de serie

Montado sobre Ford Transit de 170 CV, hablamos de un modelo con un súper equipamiento de serie. En su módulo chasis destaca:

  • Cambio automático de 6 velocidades.
  • Paredes exteriores de poliéster tintado «gris topo».
  • Doble airbag
  • Regulador + limitador de velocidad.
  • Retrovisores eléctricos con desempañamiento.
  • Radio DAB/MP3/Bluetooth.
  • Faros delanteros bi-xenon con luz diurna de led.
  • Luces antiniebla.

Un modelo con una capacidad de adaptación y seguridad en carretera realmente altas, sus 170 CV permiten una perfecta incorporación en situaciones complejas, su cambio automático y su cómoda dirección asistida, ofrecen un gran confort en viaje y una gran maniobrabilidad en cualquier entorno.

Flexible y personalizable

Esa es la esencia del nuevo 240 de Challenger, un vehículo con un interior modulable en función de nuestras necesidades. En sus 6,9 m alberga una interesante distribución de cocina y aseo completo situados en la parte trasera. Un aseo con la pared del lavabo pivontante para ampliar o reducir las dimensiones de la ducha en función de nuestras necesidades.

Otra de sus señas de identidad es su dinette modulable, ya que gracias a sus dos pufs ajustables a la bancada, podemos configurar un salón en L o en U, dependiendo de los comensales o nuestras preferencias en cada momento, llegando hasta una capacidad de ocho comensales.

Sus 6,9 m están aprovechados al máximo gracias a su sistema de cama de matrimonio XL basculante sobre el salón de 1,9 m x 1,6 m, un salón que es además convertible en otra cama doble de 1,9 m x 1,2 m. En total cuatro plazas de viaje y pernocta.

Otro elemento que nos parece muy funcional es su calefacción de aire impulsado diésel que utiliza el combustible del vehículo, muy práctico y funcional. El nuevo 240 cuenta con un depósito de aguas limpias de 105 l y grises de 100 l.

Dentro de su gran equipamiento de serie, destacan en su módulo vivienda:

  • Oscurecedores correderos en cabina.
  • Techo panorámico practicable en cabina.
  • Puerta de entrada lujo con cierre centralizado en cabina y célula.
  • Tarima en plato de ducha.
    Claraboya panorámica.
  • Soporte TV 32” escamoteable.
  • Ventanas doble vidrio con oscurecedor-mosquitera.
  • Toma gas exterior.
  • Ducha exterior.
  • Estructura IRP: techo, suelo y paredes de poliéster, aislamiento Styrofoam, suelo de 64 mm de espesor y techo de 55 mm.

Créditos de las imágenes: Challenger