Os propongo una ruta de trekking de dificultad baja, de duración media y un bonito camino de tierra -aviso, apenas hay sombras-. En ella podrás ver no solo un par de preciosas ermitas y un pueblo abandonado, sino que disfrutarás del Embalse de Canellas, su agua azul turquesa y la preciosa muralla de piedra que lo atraviesa.

Antes de empezar con esta ruta, os voy a hacer un par de confesiones: la primera es que no me gusta mucho ir a sitios remotos sin el consejo de nadie que haya ido previamente, porque me pierdo y, la segunda, que pensaba que Huesca tenía poco que ofrecer.

En el primer caso, al final pasó lo que tenía que pasar y, como poca gente conoce la preciosa Muralla China de Finestres, me perdí en el camino. Eso sí, en cuanto a la segunda, no tenía ni idea de todo lo que me estaba perdiendo en este precioso rincón de España.

Y como quiero que vayas a los sitios sin miedo y que, como yo, te sorprendas por encima de tus expectativas, te voy a explicar cómo llegar a la Muralla China de Finestres.

INFORMACIÓN DE LA RUTA

Distancia total: 12 Km. Duración: caminando 3 h, más paradas para vistas y descanso, unas 3 h 30’, ideal para una mañana, acabando con un picnic. Desnivel acumulado: 450 m. Salida y llegada: Puente de Peñavera. 

Es una ruta lineal con un mismo camino de ida y de vuelta, aunque hay varios puntos desde los que puedes empezar. Dependerá de lo que te apetezca caminar, el tipo de coche que tengas y el momento del año en el que vayas. 

De todos modos, aunque no hay mucha señalización, al haber solo un camino no tiene pérdida. Lo que sí es importante saber antes de nada es que es una ruta que puede hacerse tanto en coche como en bici o andando. Aun así, recomendamos ir caminando, porque los caminos son bastante salvajes e irregulares -si viajas con un 4×4, mejor-. Si encima ha llovido hace poco, vas a tener algún que otro problema tanto con el coche como con la bici.

Además, es una ruta sin fuentes donde rellenar la botella de agua ni mucha sombra, así que lleva agua de sobra y una gorra y protector solar, sobre todo si vas en verano. Y si vas con un perro, asegúrate de llevar agua y un cuenco para que beba de cuando en cuando.

LA RUTA

La Muralla China de Finestres, llamada realmente Roques de la Villa, está en la zona de la Sierra de Montsec de Aragón, en Huesca. Se encuentra al lado del pueblo abandonado de Finestres y el Embalse de Canelles. 

Cuando miré información en internet para ir, mucha gente recomendaba empezar la ruta desde el pueblo de Estaña, pero eso son casi 8 km más de ida y vuelta. Por eso, a no ser que tengas mucho tiempo y ganas de caminar, te recomendamos conducir hasta el Puente de Peñavera, donde hay sitio para dejar el coche a ambos lados del puente. Eso sí, conduce despacio y con cuidado, sobre todo si tu coche es bajo.

Una vez llegues al puente, tienes que seguir el camino recto -y de ligera subida- sin pérdida, desde el que irás gran parte del trayecto bordeando el embalse y en el que podrás disfrutar de varios miradores. Cuando llegues a Finestres te encontrarás una antigua iglesia y restos del pueblo (casi) abandonado (ya que todavía queda una casa en pie habitada algunos meses del año).

Desde la plaza del pueblo, verás dos caminos bien señalizados. El primero es el que lleva a la ermita de San Marcos, que cuenta además con un mirador desde el que tienes una vista espectacular de toda la muralla. Llegarás en apenas 10 minutos.

Cuando termines de admirar el paisaje y tomar alguna foto, puedes volver a Finestres y tomar el segundo camino, dirección la ermita de San Vicente, una construcción en lo alto de la muralla de los siglos XI y XII. Para llegar tienes que atravesar una parte del pueblo y pasar la ermita de Santa María. Más adelante verás una bajada hasta la altura del embalse y luego una subida que te llevará a las ruinas de la ermita y del castillo. Es un paseo de unos 30 minutos sin gran dificultad que, sin duda, merece mucho la pena.

NOTA: Aunque no hay muchos campings en los alrededores, ya que es una zona que está en plena naturaleza y apenas hay algún que otro pequeño pueblo en esa zona, puedes alojarte en algún camping de Aragón y aprovechar para hacer otras excursiones por la zona.

¡A disfrutar!!

Créditos de las imágenes: Hoteles.net