El grupo Carthago (con sus marcas Carthago y Malibu), sigue apostando por llegar a ese cliente que busca en una autocaravana o en un camper el diseño, el máximo espacio, la tecnología y la calidad en la construcción, con el que un joven karl-Heinz Schuler fundó la empresa en 1979. Pero con un afán de seguir en la senda de crecimiento continuado, ha ampliado recientemente su sede central, la conocida como Carthago City en Aulendorf, en la región alemana de Alta Svevia.

nueva-sede-carthago-interioUn nuevo edificio muy vanguardista, con 80 nuevos puestos de trabajo y la posibilidad de añadir otros 40 más, que se integra a la perfección, desde el punto de vista arquitectónico, en la estructura actual. Los empleados dispondrán de zonas de trabajo muy ergonómicas y de un nuevo y acogedor restaurante de empresa, con platos preparados al momento. Parte de la inversión (en torno a 7 millones de euros) se ha destinado al rediseño de las áreas de parking, añadiendo numerosos puntos de recarga para coches y bicis eléctricas.

nuevo-restaurante-carthago

Carthago City: la sede central crece a la vez que el Grupo Carthago

Ha sido un hito tanto para Carthago como para el sector del caravaning en general: hace ocho años, el grupo Carthago se trasladaba a la nueva sede de Carthago City. Todo el complejo, la zona de producción, la exposición, el centro de servicios y recambios así como el parking de visitantes se construyó desde cero en tiempo récord.

Desde entonces, el grupo ha crecido muy rápidamente. La marca Malibu, creada en 2013, completa con éxito la oferta de Carthago, con vehículos tipo camper y autocaravanas de gama medio-alta. En cuanto a la propia Carthago, marca premium de autocaravanas, se ha ido ampliando en los últimos años. De hecho, en las dos series productivas de Aulendorf (Alemania) y Odranci (Eslovenia) se aumentó el personal, pasando de 800 a casi 1.500 empleados.

Carthago City se ha adecuado ahora al crecimiento del grupo y a las necesidades actuales. El nuevo edificio se ha dispuesto en paralelo al anterior y están conectados mediante una pasarela acristalada.

Así, con la construcción del nuevo edificio, la superficie de oficinas aumenta de 3.400 m² a 5.400 m², en tres plantas y con un total de 120 puestos de trabajo, de los que inicialmente se ocuparán 80, con moderna infraestructura y mobiliario: techos y suelos radiantes; óptima conexión wifi, zonas de reunión abiertas, dispensadores de agua gratis, etc.