Aunque la oferta típica de turismo enológico suele relacionarse con experiencias de lujo, en las comarcas de Barcelona hay gran cantidad de propuestas que se adaptan a todos los bolsillos. ¡Siglos de historia vinícola dan para mucho! En estas tierras puedes admirar la belleza de bodegas centenarias, pasear tranquilamente por sus viñedos, divertirte con el ajetreo de la vendimia y probar uvas maduras cubiertas de rocío… Placeres sencillos que cuestan poco y, sin embargo, no tienen precio. ¿Quieres disfrutar de ellos ahora mismo? Escápate a tu camping favorito y juega a descubrir los aromas del vino.

La DO Penedès, la más extensa

Una cosa está clara: independientemente de tu lugar de acampada, en alguna etapa tienes que explorar la Denominación de Origen Penedès y sus dos corazones: Sant Sadurní d’Anoia y Vilafranca. Territorio vinícola desde los tiempos de los fenicios, esta DO es la más extensa de Cataluña… ¡y se encuentra a solo 40 minutos de Barcelona! También es la que más bodegas tiene, con una oferta de actividades enológicas acorde a su importancia.

DO Penedès | Diputación de Barcelona

Un recorrido equilibrado por la zona debería incluir visitas a sus viñedos más famosos, pero también a alguna pequeña empresa familiar con poca producción y mucho carácter. Si quieres aprender de vinos y de cavas, no dejes de ir al VINESUM y al CIC Fassina Y si la Ruta Miravinya  te permite conocer en autocaravana gran parte de su geografía, en Penedès 360 encontrarás tres itinerarios enoturísticos para descubrir sus paisajes de postal a pie, en bicicleta de paseo o en BTT.

Saborea la calidad de la DO Alella

Si el Penedès es la denominación de origen de vinos más importante de las comarcas de Barcelona, la DO Alella es la más pequeña. Pero pequeña, en este caso, no quiere decir desdeñable. ¡Todo lo contrario! Su reducida extensión ha provocado que los productores locales se concentren en la elaboración de vinos de gran calidad y, de hecho, los blancos de Alella ya fueron los preferidos de la burguesía catalana en la época del Modernismo.

¿Tú también deseas disfrutarlos? ¡Adelante! La oferta de propuestas enoturísticas es muy amplia. Puedes visitar la primera bodega cooperativa de Cataluña, fundada en 1906 en un edificio proyectado por un discípulo de Antoni Gaudí, Alella Vinícola. ¿Prefieres pasear? Acércate al idílico Valle de Rials y recorre con tranquilidad sus viñedos históricos. ¿Quieres ir aún más atrás en el pasado? En el  Centro Enoturístico y Arqueológico de Vallmora hallarás las dos prensas de uva romanas reconstruidas más grandes de Europa, además de los restos de una bodega del siglo I.

La DO Pla de Bages a vista de pájaro

Enoturismo Barcelona
Bodega Oller del Mas en la DO Pla de Bages

El paisaje es el gran protagonista de la DO Pla de Bages, un territorio vitivinícola en el que se alzan formaciones impresionantes como Montserrat, las sierras de Castelltallat, Sant Llorenç del Munt i l’Obac y el macizo del Montcau. Espacios naturales muy singulares que enmarcan los viñedos y que puedes explorar por tierra, obviamente, pero también por aire. ¡Como lo oyes! Si tienes un espíritu realmente aventurero, te gustará saber que hay empresas que organizan vuelos en globo aerostático sobre los campos de uva… y son más económicos de lo que piensas.

¿Te atraen más las propuestas de enoturismo que se hacen con los pies firmemente plantados en la tierra? La ruta de las tinas y las barracas de piedra seca te permite descubrir paso a paso unas construcciones que levantaron hace siglos los payeses del Valle del Flequer. En su momento las utilizaban para facilitar el cultivo de la viña y hoy en día son un patrimonio arquitectónico que no debes perderte.

Juega con las burbujas en la DO Cava

¿Qué más puedes hacer? La verdad es que las posibilidades son infinitas. Pero una opción muy original la suelen ofrecer algunas bodegas selectas de la DO Cava . Se trata de aprender a elaborar tu propio espumoso, poniéndole el corcho, la placa e incluso una etiqueta personalizada. Un proceso que no está exento de magia y más aún si tiene lugar en galerías subterráneas donde reposan miles de botellas de diferentes añadas. Cuando termines, acepta una copa de cava y juega a averiguar con tus compañeros de curso si os estáis tomando un Seco, un Brut, un cava joven o un Gran Reserva.

Camping y enoturismo

camping Barcelona Mataro
Camping Barcelona en Mataró

Los campings de las comarcas de Barcelona  son un lugar idóneo para adentrarse en el mundo del enoturismo. Por un lado, por su proximidad: con más de setenta establecimientos repartidos por el territorio, es fácil encontrar uno que quede cerca de bodegas que se puedan visitar. Y, por otro, por su calidad: la mayoría son conocidos a nivel nacional e internacional por su trato acogedor, el confort de sus instalaciones y una gama de servicios adaptada a los intereses y necesidades de públicos diferentes. Así que, ¡da igual que te alojes con tu familia, tu pareja o tus amigos! Cualquier camping que escojas va a ser una buena base de operaciones para planificar la aventura vitivinícola del día tomando café… o para recuperarte de ella descorchando una botella de cava.

Créditos de las imágenes: © Diputación de Barcelona