Son muchos los españoles que, llegado el verano, eligen la autocaravana como medio de transporte o remolcan la suya propia hasta su lugar de vacaciones. Pero, qué hay que tener en cuenta si viajamos en autocaravana, camper, con una caravana y nuestro coche o arrastrando un remolque?

Por RO-DES recambios

Lo primero que hemos de saber es la diferencia entre autocaravana y caravana, pues la primera de estas viste un motor y puede circular de forma independiente, en cambio, la segunda necesita ser remolcada por un vehículo para poder moverse.

Autocaravanas: Todo lo que debes saber

La Dirección General de Tráfico las clasifica como vehículos-vivienda, pudiendo ser estacionadas en la vía pública, siempre que sea en un lugar permitido y sin sobrepasar las marcas viales de limitación de las zonas de estacionamiento.

Este tipo de vehículos, siempre que estén homologados, tienen una velocidad limitada de circulación, aconsejando, en todo caso, disminuirla debido a su tamaño y siendo esta la siguiente:

  • 120 km/h en autovías y autopistas
  • 90 km/h en carreteras convencionales
  • 80 km/h en vías de un solo carril para cada sentido de circulación y arcén de menos de 1,5 metros.

En lo que respecta a los tipos de autocaravana existentes, podemos encontrarlas con 4 modalidades distintas:

  1. Autocaravana capuchina: Tienen un espacio encima de la cabina para instalar una cama, permitiendo la fijación de esta, así como la amplitud del espacio. El acceso y la altura puede ser algo incómodo en los adultos, pero es una excelente opción para ser un estudio o dormitorio para niños. Suele ser ideal para un máximo de 7 personas.
  2. Autocaravana integral: Presenta un mejor diseño, pues su distribución y tamaño (2.2 metros de ancho) permiten aprovechar al máximo su espacio. Su precio es más elevado.
  3. Autocaravana perfilada: Su diseño en algo más que semejante a las primeras mencionadas, aunque en la cabina viste un armario, y no una cama. A su vez, la comodidad y la rapidez en la conducción son mucho mayores en este tipo de vehículos, siendo aptos para un máximo de 4 personas.
  4. Camper: Se consideran furgonetas modificadas para ser habitadas, algunas de ellas incluyen un techo que se puede elevar y una cama en el interior.

Caravanas: Todo lo que debes saber

Dependiendo de la MMA (Masa máxima autorizada) de la caravana que vayas a utilizar, debes seguir una serie de pasos u otros:

  • MMA inferior o igual a 750 kg: puedes circular con el permiso de circulación B, siempre y cuando el conjunto del coche y la caravana no supere los 3.500kg. No debes matricularla, tan solo debes procurar que la matrícula del coche esté visible. No debes contratar un seguro extra.
  • MMA superior a 750 kg: al igual que con caravanas más pequeñas, puedes circular con el permiso de circulación B, siempre y cuando el conjunto de coche y caravana no supere los 3.500kg. Pero, deberás obtener la autorización B96 para conducir una caravana de MMA superior a 750 kg, siempre que el conjunto no supere los 4.250 kg. En caso de hacerlo, tendrás que obtener el permiso B + E. El remolque debe estar matriculado y portar en la parte superior la matrícula de color rojo. Se deberá contratar un seguro adicional para circular con una caravana de estas características.

Las caravanas tienen una limitación de velocidad especifica, siendo de 90 km/h en autopistas y autovías y de 80 km/h en carreteras convencionales.

Antes de viajar

Y ahora te estarás preguntando ¿Qué hacer antes de viajar con una autocaravana o remolque? Una de las cosas que debemos tener en cuenta son el estado del vehículo, así como el funcionamiento de alguno de los elementos que lo componen, y que son esenciales para asegurar el viaje:

  • Comprueba el estado del vehículo: Es importante que los frenos, los niveles de aceite y los neumáticos de tu coche estén en buen estado.
  • Reparte el peso: Que las dos partes del vehículo tengan el mismo peso es importante a la hora de querer proteger la suspensión de tu coche, así como de ahorrar combustible.
  • Instala retrovisores adicionales si llevas un remolque, de esta forma podrás obtener una mayor visibilidad.
  • Comprueba el ajuste de la bola de remolque: Asegúrate de que todos los elementos de enganche están bien ajustados, también las luces.

Comienza el viaje

Una vez inicies el trayecto, deberás tomar una serie de precauciones, siendo estas las siguientes:

  • Sin acciones bruscas: Recuerda que el vehículo actúa como lo haces tú, así que intenta no hacer movimientos rápidos ni bruscos. De igual forma, ábrete a la hora de realizar un giro, de hacer lo contrario podrían surgir imprevistos.
  • Atento a la carretera: Conducir o viajar con una caravana detrás no es lo mismo que ir solo, las precauciones que hay que tomar son mayores, así como la atención que le debemos poner al Tráfico. Piensa que tendrás que ir más despacio que los otros conductores.
  • Aparcar es más complicado de lo que parece: En el momento en el que vayas a estacionar, te encontrarás con que la caravana es más ancha que tu coche (Dando antes contra el bordillo) y más alta (Quedándose inclinada en caso de aparcar en pendiente).

Créditos de las imágenes: Adria, McLouis, Malibu GmbH & Co. KG, Sunlight