¿Quién no ha oído hablar alguna vez del Jamón de Jabugo? El cerdo ibérico es uno de los pilares económicos de los pueblos de la sierra. El microclima y el aire puro y fresco de la zona, hacen que los jamones de la Sierra de Huelva estén considerados por los expertos como los mejores del mundo. Os proponemos una ruta en autocaravana o camper para conocer su patrimonio histórico y natural a través de actividades outdoor.

Por Pilar Tizón

jabugo

Jabugo se encuentra en plena Sierra de Aracena y Picos de Aroche a unos 105 km de Huelva y 112 km de Sevilla. Se compone de cuatro núcleos de población: Jabugo, El Repilado, Los Romeros y El Quejigo. A pesar de la limitada extensión geográfica de su término municipal y por tanto, de sus recursos naturales, Jabugo ha sabido sacar partido a sus ventajas estratégicas al estar situado en el cruce de dos importantes vías de comunicación.

Es uno de los municipios más densamente poblados de la provincia y presenta al viajero unos paisajes tradicionales de los que mejor se conservan en la sierra, coexistiendo en él actividades rurales y actividades industriales.

Nuestra sierra está constituida por un conjunto de suaves elevaciones donde los picos más altos no llegan a los mil metros de altitud, y entre las que fluye una tupida red de ríos, arroyos y riachuelos de gran belleza y valor ecológico. Su especial disposición orográfica crea una barrera a las masas de aire que penetran desde el Atlántico, provocando una alta pluviosidad en la comarca.

El clima es el idóneo para el desarrollo de especies frondosas como el castaño (introducido en tiempos romanos y que ocupa más de 4.000 Has desde Aracena hasta Cortegana). Choperas, pinares de pino negral y piñonero y eucaliptos son otras especies foráneas que han sustituido al bosque autóctono tradicional: encinas, alcornoques y quejigos, que se sitúan principalmente en las umbrías y vaguadas, junto al matorral de coscojas, cornicabras y zarzaparrillas.

Vistas de la sierra.

En el fondo de los barrancos, los arroyos y riachuelos han sido colonizados por especies adaptadas a suelos húmedos y encharcados, como son los sauces, alisos, fresnos, chopos o rosales silvestres. El principal recurso económico de la zona, además del cultivo extensivo del castaño y la minería, proviene de las grandes extensiones de alcornocales que han dado lugar a una importante industria corchera y al aprovechamiento ganadero, fundamentalmente del porcino (jamones y chacinas).

¿qué ver en jabugo?

En Jabugo hay varios lugares históricos que recomendamos visitar, como por ejemplo:

  • Parking El Tiro.

    La Iglesia Parroquial: se sitúa en la plaza del Jamón, que es la plaza central del pueblo. La historia de la iglesia viene marcada por la independencia de Jabugo de Almonaster (1691-1693). Ante la imposibilidad de agrandar el templo existente en aquel momento, por el incremento demográfico de la época y la mencionada independencia, se construyó el edificio actual en 1722.

  • Edificio de «El tiro Pichón»: nos encontramos dos edificaciones contiguas de grandes dimensiones, la más antigua de ellas, obra del afamado arquitecto sevillano Aníbal González. Se trata de un edificio característico de la arquitectura andaluza de principios del siglo XX. Se construyó pensando en una posible visita estival del rey Alfonso XIII, quien ya visitó la Sierra, en concreto las Grutas de las Maravillas, sin embargo esa visita nunca se produjo. Es muy recomendable pasear por sus calles empedradas y disfrutar de ese olor tan característico de la zona. En todo el pueblo huele a jamón, y es una de las cosas que más llama la atención cuando lo recorres. Cualquier bar o restaurante es perfecto para degustar este manjar. También podrás encontrar numerosos puntos de venta para llevarte de vuelta a casa un buen surtido de ibéricos.
El Tiro, Jabugo.

los senderos

La Sierra de Aracena y Picos de Aroche se encuentra literalmente surcada por antiguos caminos rurales que han constituido un verdadero cordón umbilical para las gentes de la zona, hasta que en la modernidad fueron sustituidos por carreteras asfaltadas más rápidas.
Toda la comarca cuenta con vías pecuarias, caminos vecinales, veredas, cañadas y pasos de ganado, que sirven para unir unos pueblos con otros, para realizar el movimiento del ganado o conducir a fincas u otros parajes de interés.

Ruta de los 3 Cerditos.

El uso tradicional de estos caminos como una vía de comunicación, ha dado paso a una utilización más vinculada a actividades lúdicas y deportivas: el senderismo. Más que un deporte, el senderismo es una nueva forma de conocer un paisaje, convirtiendo el andar en toda una experiencia cultural. Su propio valor patrimonial, unido a la belleza de los paisajes que atraviesa, hacen del senderismo uno de los principales recursos turísticos de la sierra.

jabugo de cuento

Desde Jabugo y sus pedanías salen un total de 8 rutas de senderismo diferentes. Y con estos ingredientes y como buenos emprendedores, a nuestros vecinos jabugueños se les ha ocurrido una idea muy original para atraer a los turistas hasta su localidad. El pasado mes de abril desde el Ayuntamiento se anunciaba que, tras las numerosas labores de limpieza y recuperación de sus senderos y caminos rurales, se ponía en marcha la campaña Jabugo de Cuento con el objetivo de atraer a turistas y aficionados al senderismo hasta la localidad.

Una puesta en valor diferente y original de sus caminos para disfrutar en familia y haciendo partícipes a los más pequeños de la casa. Se trata de una idea fantástica ahora que es tan necesario promover la vida sana y la actividad física entre los más jóvenes.

Desde abril y hasta la fecha se han ido construyendo e instalando diferentes casitas de personajes infantiles, conocidos y de cuentos clásicos por los caminos rurales de la localidad. Esto ha sido posible gracias a artistas locales que han participado de forma altruista con la construcción de las mismas:

  1. Los 3 Cerditos: en la ruta de Jabugo – Los Romeros.
  2. La casa de David el Gnomo: en la Senda Fluvial entre los Romeros y el Repilado.
  3. La casita de Pinocho y Gepetto: en el sendero de Jabugo – Cortegana.
  4. El Zapatero y los duendes: una casita de corcho en el camino de Jabugo – Castaño del Robledo.
  5. La Casa de las Ardillas: en el sendero circular que une Jabugo – Las Chinas.

Nosotros hemos querido conocer de primera mano la ruta de las casitas de los tres cerditos, ya que nos parecía la más acorde teniendo en cuenta el entorno donde nos encontramos.

Jabugo – Los Romeros: Las casas de los tres cerditos

Se puede iniciar la ruta o bien desde la plaza central del pueblo (desde la Plaza del Jamón en dirección Calle La Fuente hasta llegar a la Plaza de la Constitución) o como lo hicimos nosotros, desde el parque de bomberos. Habíamos dejado la furgoneta en el parking en batería de la calle de entrada al pueblo (Carr. San del Puerto a Cáceres) y desde allí iniciamos el camino:

  1. Se cruza la carretera por un puente hasta llegar a una zona con la cartelería de dos caminos que comienzan en el mismo punto: Jabugo – El Quejigo y Jabugo – Los Romeros. (Quedan a mano derecha).
  2. Debes bajar una cuesta muy muy pronunciada pavimentada sin desviarte hasta llegar a un hotel rural que se deja a mano izquierda y a pocos metros encontramos la fuente de La Higueruela, que dejaremos a la derecha. Justo a escasos 2 metros se encuentra la primera casita del hermanito mediano de los 3 cerditos. La casa de madera te está esperando para ser fotografiada.
  3. El entorno es muy bonito con unas vistas a la Sierra espectaculares. En este primer tramo la vegetación que encontrarás serán sobre todo: encinas, alcornoques y castaños.
  4. En este punto os damos nuestra opinión: si vais con niños pequeños (menores de 5 años o que no estén acostumbrados a andar) puede ser aconsejable que no continuéis. El motivo es sencillo: el camino hasta la siguiente casita transcurre por un sendero rocoso hacia abajo y se puede hacer bastante pesada la vuelta con los niños, unida a la subida pronunciada que tenemos al principio de la ruta.
  5. Nosotros continuamos hasta llegar a la casita del cerdito pequeño: la de paja. Justo en ese punto se bifurca el sendero hacia dos caminos: puedes continuar casi de frente por el camino hacia Cortegana o continuar hasta los Romeros (hacia la izquierda).
  6. A escasos metros de la casita hay un pequeño puente de madera que pasa poruna zona que en estaciones lluviosas, estará llena de agua. Cuando nosotros hemos realizado la ruta a principios de otoño, estaba totalmente seca. Por esta zona la vegetación cambia: el sendero transcurre por el barranco de El Quejigo y podemos observar especies como sauces, chopos, fresnos y alisos.
Hotel rural Jabugo.

La distancia desde el inicio del sendero saliendo del parque de bomberos y hasta la casita de paja es de 1,75 km. El sendero completo hasta los Romeros es de 4,39 km. Nosotros continuamos otro kilómetro y medio más aproximadamente, pero debido al calor y que los niños empezaban a cansarse, decidimos darnos la vuelta.

Si sois aficionados al senderismo, no tendréis mayor dificultad en hacerlo. Es un placer compartir con vosotros esta original idea puesta en marcha por nuestros vecinos de Jabugo para potenciar el contacto con la naturaleza en familia y la práctica de deporte.

Si viajas con autocaravana o furgoneta, tienes fácil acceso por el pueblo hasta el parking municipal de el Tiro y si visitas nuestra sierra, esta es una parada obligatoria en tu ruta
Desde camperpian.com os animamos a seguir conociendo la provincia de Huelva.

Tenéis más información de otros puntos de interés y de pernocta en nuestra web y en redes sociales (@camperpian).

Puente Seco, Jabugo de Cuento.

Importante

A fecha de hoy, la casita del tercer cerdito no ha sido terminada; nos han explicado que tendremos que tener un poco de paciencia. El cerdito previsor se está tomando su tiempo para hacer una construcción lo suficientemente resistente, para evitar que el lobo acabe con ella y se pueda comer tanto a él como a sus hermanos. Igual cuando pases por allí sí que la ha terminado así que, el primero que la vea ¡que nos lo cuente!

¡¡Nos vemos por Huelva!!

Créditos de las imágenes: Gelpi, Camperpian