Las tres ciudades que se proponen en este pequeño viaje en autocaravana o camper por Castilla y León tienen su origen en la época romana. Cruce de caminos de peregrinos y comerciantes, León, Astorga y Ponferrada destacan por su gran potencial artístico y cultural. Por ellas se puede pasear cómodamente y conocer los vestigios de las diferentes culturas que por allí han pasado a lo largo de los siglos. Otro de los atractivos de esta región es su gastronomía en la que destacan los asados de cordero, las morcillas y embutidos, las legumbres y sus exquisitos dulces.

Pernocta

Más allá de los emplazamientos que podemos usar para la pernocta de forma improvisada, durante la ruta en autocaravana o camper que os proponemos existen también, como es lógico por la importancia de sus enclaves, multitud de áreas de autocaravanas y campings donde poder acceder además a servicios como vaciado de residuales e inodoro químico, electricidad o recarga de agua entre otros. Por su amplitud en número, consideramos oportuno ofreceros la lista de los mismos en la ficha donde ampliamos información en todos nuestros reportajes, para que seáis vosotros mismos los que elijáis entre tanta oferta, cual se ajusta más a vuestras necesidades.

León

El perímetro de León todavía conserva importantes muestras de las antiguas murallas romanas que protegieron el recinto de la ciudad durante el imperio. Las Cercas, en el León antiguo, son otro claro ejemplo de la protección del burgo.

La Catedral de Santa María, levantada sobre la antigua iglesia románica, que a su vez ocupaba los solares del Palacio de Ordoño II y las termas romanas, comenzó a construirse en 1205. Es de estilo gótico y está inspirada en la Catedral francesa de Reims. Considerada una de las más bellas de España, destaca por sus dos torres separadas de la nave central mediante arbotantes.

La Iglesia y el Parador de San Marcos son otros de los edificios más emblemáticos de la ciudad, siendo su fachada una de las más destacadas del renacimiento español (plateresco). Su torre principal tiene un gran basamento y está decorada con la Cruz de Santiago y un león. En su interior destaca un pequeño y coqueto claustro de gran belleza. La Basílica de San Isidoro constituye el conjunto románico más importante que existe en España, aunque en ella confluyen estilos desde el románico al barroco.

La Calle Ancha, Burgo Nuevo, la Pícara Justina, la Plaza de San Marcos, el entorno de la Catedral son algunas de las zonas que han sido peatonalizadas, a largo de las mismas se sitúan numerosas tiendas y restaurantes en los que degustar la tradicional comida castillo-leonesa.

Basílica de San Isidoro, León.

Astorga

Palacio de Gaudí, Astorga.

En el entramado monumental de Astorga confluyen dos importantes rutas, el Camino de Santiago y la Ruta de la Plata. La ciudad fue erigida durante el Imperio Romano e integrada dentro de la vía que se utilizaba para llevar los metales procedentes de Gijón hasta los puertos comerciales de Sevilla.

Atravesando la Puerta del Sol se accede al recinto amurallado, una vez dentro hay que visitar la catedral, edificación del s.XV que aúna estilo gótico, barroco y renacentista. Junto a ella, se levanta uno de los emblemas arquitectónicos de la villa, el Palacio de Gaudí construido por el propio maestro modernista. Dentro está ubicado el Museo de los Caminos, espacio que acerca al visitante testimonios de incontables peregrinos.

La Plaza Mayor es otro de los lugares emblemáticos de la ciudad, en ella se levanta el edificio del ayuntamiento, construido en el s.XVII. En cualquiera de los múltiples lugares de restauración ubicados en los alrededores de la plaza podemos acercarnos a la gastronomía más tradicional de la región. El cocido maragato es un ejemplo. Se degusta de manera inversa, es decir, el comensal comenzará por la carne, la verdura y los garbanzos para terminar por la sopa. Y de postre una opción puede ser visitar el Museo del Chocolate.

Catedral y Palacio Episcopal, Astorga.

Ponferrada

Ponferrada es la capital de la comarca del Bierzo y su historia está muy ligada al Camino de Santiago y a los innumerables peregrinos que atraviesan la localidad. Aunque los primeros antecedentes de la ciudad se sitúan en la antigua ciudadela romana, hasta el s.XI no se constituyó el Burgo Pons Ferrata, situado en plena Ruta Jacobea y denominado así por la construcción de un puente reforzado con hierro. En el año 1178, el rey leonés Fernando II puso bajo la custodia de la Orden del Temple este núcleo floreciente. Los templarios se sirvieron de la primitiva fortaleza romana para construir sobre ella un castillo en el que se establecieron y que, al tiempo, protegía el paso de los peregrinos. A día de hoy el castillo se puede visitar de martes a domingo. En su interior aparecen diversas estancias, como el gran patio interior, la Sala de Armas o Las Caballerizas, sin olvidarnos de su Torre del Homenaje.

A los pies del castillo se extiende el casco antiguo de la ciudad al que se entra por la Calle del Reloj. En esta vía se ubica la Torre del Reloj, construida en el s.XVI bajo el mandato de Carlos I sobre una de las puertas del antiguo recinto amurallado. En esta misma calle, en el edificio de la antigua cárcel, está situado el Museo del Bierzo, un acercamiento al legado histórico de Ponferrada y su comarca a través de objetos, herramientas y diversas obras de arte.

Vista nocturna del Castillo de Ponferrada.

¿Dónde dormir en esta ruta?: Descárgate la app Autocaravanas y encuentra el área de pernocta o camping con área para autocaravanas más cercano durante la ruta por León, Astorga y Ponferrada. Y si prefieres llevarte la guía en papel, puedes adquirirla aquí.

Créditos de las imágenes: odrangel/flickr.com, jlcernadas/flickr.com, gfdezr/flickr.com, pululante/flickr.com, elentir/flickr.com