Los nuevos radares de tráfico son pequeños, compactos, van pintados de color verde y dado su tamaño se pueden instalar sobre una barrera bionda, como una lapa que se adhiere a las rocas del mar.

Son 60 equipos los que desde ahora se unen al millar de radares que hay en nuestras carreteras para controlar los excesos de velocidad y cuestiones como la falta de uso del cinturón de seguridad. La novedad está en que estos cinemómetros se pueden manejar de un modo mucho más versátil.

Sin cables

Para empezar, porque los nuevos radares son muy compactos. Tanto, que se pueden montar en cualquier vehículo, incluidas las motos de la Guardia Civil, o bien sobre un trípode, un pórtico o una cabina lateral, tal y como se ha hecho hasta ahora con los radares fijos o móviles. Si es necesario se pueden alimentar de forma externa, aunque su batería aguanta hasta 5 horas.

Fuente: Motorpasion

Créditos de las imágenes: Motorpasion

DEJA TU COMENTARIO

COMPARTIR
Artículo anteriorCampers 4×4, la tendencia de esta temporada
Artículo siguienteGuía de Áreas de Autocaravanas 2019
AutoC es un espacio pensado por y para el mundo del autocaravanismo y el camper, una comunidad con todo lo que ello implica. Turismo itinerante, deportes y aventura, todos los modelos que se comercializan en España, zona de pruebas, bricolaje y mantenimiento, foro, áreas, concesionarios, agenda de eventos, blog, actualidad… Un concepto que nace en su versión digital, para dar respuesta a las transformaciones y demandas actuales, fijando el eje de coordenadas en los amantes del autocaravanismo y el camper.