Os recomendamos una ruta de trekking de dificultad media, aunque de larga duración, especialmente recomendada para una primera visita a uno de los parques nacionales más espectaculares de España: el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, en Huesca. Un viaje outdoor en autocaravana o camper para conocer alguno de los enclaves más famosos del Pirineo: las Gradas de Soaso y la Cascada de Cola de Caballo.

Vista panorámica del Parque Nacional de Ordesa desde el Mirador de Calcilarruego.

Acceso

La ruta comienza en la conocida como Pradera de Ordesa, a la cual se accede desde la localidad cercana de Torla por la Avenida de Ordesa (unos 8 km). Debemos ser conscientes que en temporada alta, el parking de la pradera se encuentra cerrado, por lo que la única manera de acceder es a través de un autobús que sale cada 20 minutos del pueblo de Torla por un precio de 4,5 euros ida y vuelta.

Para acceder al pueblo de Torla, las mejores vías son la carretera N-260 desde Biescas, Jaca, Sabiñánigo, Boltaña o Ainsa. Desde Huesca deberemos coger la A-23 dirección Sabiñánigo y desde Pamplona la A-21 dirección Jaca.

Pernocta

Si realizamos la ruta fuera de periodos estivales y vacacionales, podremos (salvo normativas de última hora) pernoctar en el mismo parking de la Pradera de Ordesa, por lo que os recomendamos llamar a las oficinas de información del parque nacional. En la ficha donde ampliamos información, os incluimos la información de contacto.

Otra buena opción para pernoctar de forma gratuita, es aparcar en Torla. En principio, fuera de temporada alta podremos dormir en el parking de la estación de autobuses, su dirección es Avenida de Ordesa, 2, 22376 Torla-Ordesa, Huesca. Pincha aquí para ver su ubicación.

Os recordamos que en la ficha donde ampliamos información en los reportajes os incluimos todos los campings y áreas de autocaravanas cercanos, por si necesitáis acceder a servicios como vaciado de residuales, electricidad etc…

Localidad de Torla, Huesca.

Ruta a la Cola de Caballo por la Senda de los Cazadores

La ruta que os proponemos, ofrece un poco de pimienta para una primera visita al parque y nos permitirá gozar de algunas de las mejores vistas del valle. Asciende a la famosa cascada de la Cola de Caballo por la Senda de los Cazadores y regresa por el sendero GR-11 (muy concurrido en épocas estivales por su accesibilidad).

A pocos metros del parking de la Pradera deberemos escoger el primero de los desvíos a mano derecha, indicado a través de un cartel (Senda de los Cazadores).

Aquí comienza el tramo más duro, ya que en unos 2,5 km deberemos salvar 650 metros de desnivel zigzagueando por un profundo bosque.

Al final de la subida deberemos desviarnos hacia la llamada Faja de Pelay para llegar al increíble Mirador de Calcilarruego, donde se pueden disfrutar de unas vistas prácticamente completas de todo el valle y alguno de los picos más famosos de la zona (el Gallinero y la Fraucata).

Circo de Cotatuero, Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido.

A partir de aquí, el sendero discurre por la mencionada Faja de Pelay, generalmente llano y en ocasiones con un suave descenso y vistas impresionantes. Este sendero nos llevará al imponente Circo del Soaso, desembocando en la Cascada de Cola de Caballo (flanqueada por el pico Monte Perdido).

Es aquí donde el trayecto se une al sendero GR-11 para iniciar la vuelta, por el fondo del valle sin perder de vista en ningún momento el cauce del río Arazas. El camino, en ocasiones convertido en una ancha pista por la que circulan centenares de turistas en periodos estivales, no presenta ninguna dificultad.

Gradas de Soaso, Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido.

Al dejar atrás la Cascada de Cola de Caballo nos adentraremos en el Circo del Soaso el cual hemos podido divisar su panorámica al llegar a la misma. A partir de aquí, poco a poco el valle se cierra en torno al río en las inigualables Gradas del Soaso, una sucesión de pequeñas cascadas que se escalonan en su caída. El camino atraviesa un espeso bosque de hayas, para llevarnos a las cascadas de la Cueva y del Estrecho.

A mano izquierda sale un sendero para poder divisar estas cascadas desde dos miradores. Para continuar deberemos volver a coger el sendero principal, antes de nuestro destino final podremos disfrutar del último salto de agua: la Cascada de Arripas. A partir de aquí, hay dos opciones, volver a la Padrera de Ordesa a través del Puente de Arripas o continuar recto.

La ruta se puede realizar prácticamente durante todo el año, pero debemos ser conscientes que en periodos invernales, las dificultades técnicas de ascenso y de seguridad en tramos como la Senda de los Cazadores (puede estar mojada) o la Faja de Pelay serán mucho mayores, por lo que el trayecto en esos periodos debe considerarse como difícil, siendo necesarios conocimientos adecuados de alpinismo y contar con material de montaña (equipamiento y sistemas de seguridad).

Durante la primavera, el verano e incluso el otoño, la ruta es accesible prácticamente a todo el público aficionado al senderismo, siendo recomendable estudiar las provisiones, calzado y ropa; ya que hablamos de un trayecto de una duración de 6 a 8 horas.

Gradas de Soaso, Parque Nacional de ordesa y Monte Perdido.

Seguro que os ha resultado útil e interesante esta ruta al aire libre, así que ¡enviadnos vuestros viajes outdoor para que podamos inspirarnos, compartir y coleccionar más momentos inolvidables!

¡Conoce más escapadas outdoor!

Créditos de las imágenes: AndrzejGolik/shutterstock.com, raiz_de_5/flickr.com, lledospain/shutterstock.com, smartinmolina/flickr.com

DEJA TU COMENTARIO

COMPARTIR
Artículo anteriorTrazos de un autocaravanista
Artículo siguienteNuevos modelos Challenger 2018

AutoC es un espacio pensado por y para el mundo del autocaravanismo y el camper, una comunidad con todo lo que ello implica. Turismo itinerante, deportes y aventura, todos los modelos que se comercializan en España, zona de pruebas, bricolaje y mantenimiento, foro, áreas, concesionarios, agenda de eventos, blog, actualidad… Un concepto que nace en su versión digital, para dar respuesta a las transformaciones y demandas actuales, fijando el eje de coordenadas en los amantes del autocaravanismo y el camper.