Un entorno privilegiado situado entre el Mar Menor, el Mar Mediterráneo y las sierras de interior. La Región de Murcia cuenta con un clima privilegiado con el que poder disfrutar de kilómetros de playas paradisiacas, entornos naturales de interior y ciudades con un patrimonio histórico incalculable. Te mostramos algunos de los enclaves más emblemáticos de la Región de Murcia ¡para que disfrutes con tu autocaravavana o camper este verano!

Seguro Covid, disfruta de unas vacaciones seguras

La Región de Murcia ofrece un seguro de asistencia de viajes para que sus turistas nacionales e internacionales puedan disfrutar de sus vacaciones y de la completa oferta turística del destino, con total tranquilidad y confianza.

El Seguro Covid cubre los gastos sanitarios, de transporte y de alojamiento, en caso de que así lo requieran, a aquellos visitantes que viajen a la Región de Murcia y se alojen en cualquiera de los alojamientos turísticos reglados del destino. Con esta medida, la Región de Murcia pondrá a disposición una asistencia en viajes que cubrirá las posibles incidencias médicas durante su estancia en el destino.

Pernocta

Los enclaves naturales y turísticos suelen contar con restricciones durante el periodo estival en lo que a pernocta de autocaravanas y campers se refiere. Por ello, os recomendamos ubicar el eje de coordenadas en vuestras vacaciones, en alguno de los 15 campings que se ubican en la zona; donde además de áreas habilitadas para autocaravanas y campers, podréis acceder a servicios como piscina, restaurante o instalaciones deportivas entre otros. En el panel lateral izquierdo donde ampliamos información en nuestros reportajes, puedes consultar todos los servicios disponibles y tarifas.

Camping La Manga.

Sol y relax en la Costa Cálida

Comenzamos con una de las zonas más turísticas de Murcia, la costa de Mazarrón. Como es lógico, deberemos visitar Mazarrón ciudad, municipio al que se accede por la autopista AP-7, y después las localidades costeras de Puerto de Mazarrón y Bolnuevo, donde podremos descansar y disfrutar de unas playas magníficas y llenas de encanto.

En Mazarrón, los monumentos más representativos son el Castillo de los Vélez, los restos de la calzada romana y las iglesias de San Antonio de Padua (siglo XVIII) y la de San Andrés, con influencias mudéjares (siglo XVI). El Santuario de la Purísima, del siglo XVIII, y el ayuntamiento, con un estilo modernista, también resultan muy interesantes.

Playa del Bolnuevo, Mazarrón.

A cinco kilómetros de la localidad, en la costa, se encuentra el Puerto de Mazarrón, en el que también hay lugares emblemáticos que debemos conocer: el propio puerto y su torre vigía, la lonja y una sala arqueológica con vestigios romanos.

Después de las visitas culturales podemos relajarnos dando una vuelta por el paseo marítimo, con bonitas vistas y una gran variedad de restaurantes, bares y tiendas. Al día siguiente, podemos dedicar la jornada a descansar en una de las playas de la zona. Una de las más conocidas es la de la Bahía, donde se pueden practicar numerosos deportes náuticos. En la zona abundan también las calas nudistas.

Avanzando por el litoral murciano llegaremos a Bolnuevo, un municipio que también pertenece a Mazarrón y que no podemos perdernos. Es obligatorio visitar la Torre de los Caballos, que data del siglo XVI, los restos del poblado neolítico fortificado del Cabezo de Plomo y uno de los paisajes más peculiares de la región, las «Erosiones de Bolnuevo».

Aquí, el viento y el agua han modelado las rocas de forma caprichosa. La extensa playa de este municipio es ideal para disfrutar del buen tiempo y desconectar de la rutina, aunque también podemos adentrarnos en el parque regional de Puntas de Calnegre, uno de los parajes menos frecuentados del litoral, pero que cuenta con playas de arenas limpias y agua clara, con un plato típico por excelencia: el arroz.

Águilas

Este municipio, famoso por celebrar uno de los carnavales más importantes de España, alberga un gran patrimonio cultural, formado por monumentos tan variados como el ayuntamiento, de fachada neo-mudéjar, la iglesia de San José, el embarcadero de mineral de Hornillo, la estación de tren o el monumento al ferrocarril.

El municipio de Águilas cuenta con unas calas y playas espectaculares. Lugar donde nació el actor Francisco Rabal y famoso por celebrar uno de los carnavales más importantes de España, declarado de interés turístico Internacional. Alberga un gran patrimonio cultural, formado por monumentos tan variados como el ayuntamiento, de fachada neo-mudéjar, la iglesia de San José, el embarcadero de mineral de Hornillo, la estación de tren o el monumento al ferrocarril.

Pero, sin duda, uno de los grandes atractivos de la ciudad es el castillo de San Juan de las Águilas, que data del siglo XVIII y sirve para separar las playas de levante y poniente. Cuenta con varios centros de buceo y varios senderos naturales por los que poder recorrer en bici o a pie. Destaca también por su gastronomía y en especial su gamba roja.

Playa de Cocedores, Águilas

También en La Manga nos encontraremos con un enclave turístico de primer orden. Se trata de un capricho orográfico que ha venido siendo uno de los símbolos que mejor identifican el litoral murciano, con 24 km entre Cabo de Palos y unta del Mojón, que pone límites naturales a la laguna de agua salada conocida como Mar Menor. Es una estrecha franja de terreno cuya anchura varía entre 200 m y u km y medio y está cortada por canales naturales (golas) que permiten la entrada  de aguas del Mediterráneo a la laguna.

Vista aérea de La Manga.

Cartagena, multiculturalidad histórica

Una ciudad multicultural, con influencias de los romanos, los bizantinos, los visigodos, los árabes y también los cristianos. Su herencia histórica es tan amplia como su patrimonio cultural, del que destacamos los numerosos yacimientos arqueológicos que construyeron los romanos y que todavía hoy se pueden visitar.

Vista panorámica de Cartagena.

Del mismo Imperio quedan también la calzada romana y las Termas en el Decumano, el Augusteum, sede de culto al Emperador Augusto, y el centro de interpretación de la Muralla Púnica (s. III a.C.), la única construcción defensiva púnica encontrada en España. Y, por supuesto, el teatro romano, una joya monumental del siglo I a. C. que nadie puede dejar de visitar.

Además, en Cartagena hay monumentos muy interesantes (catedral de Santa María, castillo de la Concepción, etc.) y existe la posibilidad de subir a un barco turístico (en temporada) que va enseñando la costa de la comarca con breves explicaciones. En cuanto a las playas más importantes, cabe destacar la de Cala Cortina y la de El Portús, esta última con una zona naturista.

Si quieres probar la gastronomía de la zona, debes saber que los platos más típicos de Cartagena son la ensalada cantonal a base de salazones y salmueras, el pulpo a la plancha, el arroz con bacalao, los michirones, el caldo con pelotas o el afamado caldero, plato tradicional de pescadores, resultado de cocer arroz en caldo de pescado y acompañarlo de ajoaceite.

Faro de Cabo de Palos, Cartagena.

San Javier

Las playas son uno de los grandes atractivos de la ciudad. Si viajas con niños, te recomendamos visitar la de Castillico, especialmente tranquila y sin apenas oleaje. Está controlada con una cámara web del ayuntamiento de San Javier, por lo que es bastante segura. Además, muy cerca han construido un pequeño parque con columpios para los más pequeños, que pueden alternar los baños en el mar con sus juegos favoritos.

Podemos pasar un par de días descansando en la zona y, después, tomar la AP-7 durante 26 kilómetros en dirección a La Unión. Los principales edificios de interés del municipio se construyeron durante los años de apogeo de la minería subterránea, que sigue muy presente en la localidad.

De hecho, uno de los lugares más emblemáticos es el Museo Minero, que ofrece un completo recorrido por su historia minera y ayuda a los turistas a comprender cómo funcionaba la ciudad hace unos años. Además, son obligatorias las visitas a la Sierra Minera y también es aconsejable acudir al Festival Internacional del Cante de las Minas, una cita ineludible para los amantes del flamenco y del cante jondo, que se celebra cada año en el mes de agosto.

Otro monumento que merece la pena conocer es el Mercado Público, que llama la atención por una enorme estructura de hierro y una gran cúpula octogonal acabada en vidrio. Igualmente, la Casa del Piñón, también de estilo modernista, merece una visita.

Podemos pasar un par de días descansando en la zona y, después visitar Sierra Espuña, en donde encontraremos la masa arbórea más extensa de la Región de Murcia y uno de sus entornos naturales más emblemáticos. Se trata de un Parque Regional y que junto a todo su entorno (Mula, Pliego, Alhama de Murcia, Totana y Aledo) se han convertido en el primer espacio natural protegido de la Región de Murcia avalado por la Carta Europea de Turismo Sostenible, CETS.

Créditos de las imágenes: pabkov, Roberto Fernandez Photo, alexxoma, Hakat, cetus

DEJA TU COMENTARIO

COMPARTIR
Artículo anteriorRuta por el interior de la Costa Daurada
Artículo siguientePilote Galaxy 740 FC, el integral familiar
AutoC es un espacio pensado por y para el mundo del autocaravanismo y el camper, una comunidad con todo lo que ello implica. Turismo itinerante, deportes y aventura, todos los modelos que se comercializan en España, zona de pruebas, bricolaje y mantenimiento, foro, áreas, concesionarios, agenda de eventos, blog, actualidad… Un concepto que nace en su versión digital, para dar respuesta a las transformaciones y demandas actuales, fijando el eje de coordenadas en los amantes del autocaravanismo y el camper.