No hace falta volar a lugares exóticos para ofrecer a los niños ese componente de aventura que todo padre busca. Se acaba un curso de forma muy diferente a otros años, y los pequeños de la casa han demostrado ser unos verdaderos héroes adaptándose a la realidad que nos ha tocado vivir en estos meses. ¿Qué te parece regalarles un viaje en autocaravana?

Además, ellos mismos pueden ayudarte a configurar las vacaciones: dónde dormir, qué visitar, por qué cambiar de ruta en un momento dado o añadir una o dos jornadas al plan preestablecido, son solo algunas de las múltiples ventajas de viajar con la casa a cuestas frente a las vacaciones y escapadas de hotel o acordadas con una agencia. Una experiencia de la que ningún niño se llega a cansar y que te unirá a los tuyos de la manera más especial: recorriendo el mundo que nos rodea sin plan preestablecido y disfrutando de cada parada.

cama-autocaravana-nenesTe damos algunos consejos, tanto si ya tienes un camper o una autocaravana o si piensas comprarlo o alquilarlo para este verano.

Si ya tienes un elemento de caravaning

– Elige bien el día. Si ya dispones de camper o autocaravana es posible que estés acostumbrado a hacer escapadas cortas a lo largo de todo el año, pero si estás pensando en un viaje largo  te recomendamos que, en la medida de lo posible, evites salir en los días clave de las vacaciones. Los atascos son molestos, pero con niños aburridos y conduciendo una autocaravana pueden llegar a ser una verdadera prueba de paciencia. Es preferible pasar primero un día de vacaciones tranquilos en casa para evitar así los atascos.

– Salidas tempranas: Si puedes, deberías salir ya antes del amanecer. Los niños están todavía cansados y van medio dormidos y tranquilos durante los primeros kilómetros, mientras que los padres pueden avanzar rápido por las carreteras todavía vacías aprovechando para hacer una primera parada a la hora del desayuno. Recuerda que los pequeños no pueden levantarse, ir al baño ni coger agua de la nevera mientras estáis circulando y, por supuesto, ¡no pueden ir tumbados en la cama durmiendo, aunque pretendas hacer kilómetros durante la noche!.

– Controla la temperatura interior del habitáculo: ni  mucho calor ni frío, haz que los pequeños viajen cómodos.

– Aperitivos para el aburrimiento: aparte de pensar en las paradas y descansos para comer en camino, lleva algo para picar. Fruta picada, pero también galletas o golosinas pueden solucionarte el momento crítico del «¿cuánto falta?».

– Para cada cierto tiempo: circula por las carreteras más seguras, como autopistas y autovías, que permitan una conducción relajada y tranquila y donde encuentres zonas de servicio y restauración para realizar diversas paradas a lo largo del trayecto (te aconsejamos que hagas una parada cada dos horas como máximo, y cada una de ellas con un aliciente: un parque con columpios, un picnic o un pequeño refrigerio les ayudarán a continuar la ruta sin protestar).

– Zona de juegos: Si viajas en autocaravana, los niños irán sentados en la zona del comedor, por lo que pueden aprovechar la mesa para pintar, apoyar un juego, la tablet o la consola…

– Coloca en un lugar accesible todos los objetos que los niños puedan demandar en el trayecto: peluches, tablet o juguetes, e, incluso, el chupete, si se trata de bebés.

Y si estás decidiendo la compra…

Si piensas en la compra de una autocaravana para viajar en familia te aconsejamos que antes de decidirte pruebes con una de alquiler. Si estás completamente seguro deberás elegir modelo: capuchino y perfilado con cama basculante son las distribuciones pensadas para familias, aunque en los últimos años algunos modelos familiares también están pensados para viajar y pernoctar hasta cuatro personas.

autocaravana-familiaOtra variable a tener en cuenta es el precio: el rango para vehículos de distribución familiar está entre los 43.000 y los 70.000 euros, así que tienes un amplio abanico para elegir.

En cuanto a distribución interior, los modelos con literas siguen siendo los más demandados por las familias, aunque también se piden cada vez más distribuciones con cama de matrimonio trasera y cama basculante sobre el comedor. Ducha y aseo separados y cocina con frigorífico grande son otras de las principales demandas de las familias autocaravanistas españolas. También es importante que te fijes en el número de armarios (altos, roperos, cajones, estanterías…) ¡si viajas con niños todo espacio se te hará poco! En la zona del comedor, el público español busca soluciones con mesas extensibles para acomodar a niños y mayores.

Y si te decantas por la opción del camper (asociada tradicionalmente a parejas ruteras y aventureras pero cada vez más demandada por familias con uno o dos niños que buscan un vehículo versátil) has de tener en cuenta  que es todo cuestión de organización. Es decir, es el vehículo en el que tendrás que dormir, preparar la comida, llevar ropa y enseres… Y a la hora de decantarte por uno u otro modelo, lo primero a diferenciar son los vehículos tipo camper que fabrican las marcas de autocaravanas (en la mayoría de los casos ofrecen opción de doble litera trasera para dormir que se puede abatir en viaje) de las camperizaciones a medida que puedes pedir a tu gusto, y que pueden ser tan variadas como posibilidades e ideas te ofrezca la empresa camperizadora.