Puede que hasta ahora las reinas del viaje fueron las autocaravanas, pero hoy por hoy la creciente fascinación por las camper está cambiando este paradigma. Las autocaravanas siempre han sido consideradas como vehículos para uso vacacional en el que la vivienda prima por delante del vehículo. En este sentido el camper tiene un uso más intensivo como vehículo utilitario a la vez que también de ocio y viaje.  En este tipo de modelos el concepto de protección se magnifica, ya que la posibilidad de colisión, robo, o accidente es más elevada que en las autocaravanas. Profundizamos en los protocolos de seguridad fundamentales para viajar este verano con nuestro camper sin contratiempos.

Prevenir es mejor que curar

Podemos disponer de un seguro especial para campers como veremos más adelante, pero lo más importante es siempre tener algunas cosas en cuenta para minimizar los factores que pueden afectar a nuestra tan querida e inseparable furgo.

  • Instalar una alarma de movimiento: Ello siempre nos ayudará a ahuyentar a los ladrones. Aunque según donde esté instalada les será fácil arrancarla. De todos modos la Tiwee2 A permite conectar muchos sensores y es bastante económica.
  • Elegir bien el lugar donde aparcamos: No usar áreas de autopista, grandes párkings en ciudades o pueblos, en cambio podemos aparcar en zonas donde haya mas campistas, o cerca de entradas de camping. En lugares recónditos de montaña no hay mucho problema pero evitar párkings en lugares de atracción turística.
    También podemos fijarnos en si hay cristales en el suelo. En las zonas de más actividad de hurtos suele haber restos que nos indican que no debemos aparcar.
  • Puertas y ventanas bien cerradas: En los meses de calor es fácil dejar un poco abierta la ventana para que respire la furgo. Es algo ideal para que puedan abrirla.
  • No dejar cosas a la vista: Parece evidente pero dejar mochilas, bolsos o simplemente un cargador en el punto de 12 V, puede indicar que es una buena furgo a robar. La documentación del vehículo es mejor llevarla escondida. Y por supuesto la nuestra siempre encima.
  • Llevar las bicis atadas con candado al portabicis y cubiertas por una lona o cubre bicis.
  • Aparcar separados de las demás: lo justo para que si alguien está merodeando, se le vea desde lejos.
  • Insertar localizadores GPS: En el caso de las camper no es tan habitual el robo del vehículo completo. De todos modos hoy disponemos de aparatos GPS para localizar nuestro vehículo. Invoxia por ejemplo nos ofrece un gps del tamaño de un usb , sin necesidad de tarjeta SMS y con una autonomía de casi cuatro meses de batería.

Aún así me han robado, ¿qué hago?

  • Hablar con la gente que encontremos a nuestro alrededor: Tomar datos y matriculas de vehículos cercanos por si los necesitamos o nos ayuden a testificar.
  • Revisar que nos falta: Hacer un listado y pensar bien que nos falta.
  • Denunciar ante la policía: Esta claro que es el siguiente paso a seguir.
  • Anular tarjetas y móviles: Si nos han robado este tipo de artículos es importante anularlos, a excepción de que la policía nos indique lo contrario para poder rastrearlos.
  • Llamar a nuestro seguro: Y dar parte de lo ocurrido, lista de material robado, y denuncia de la policía. Ellos nos ayudarán a afrontar y solucionar la situación.

¿Cómo podemos proteger nuestra furgo?

La mejor opción es optar por coberturas de empresas especializadas como Campercover, que ofrece incluido en el seguro de circulación para camper cobertura de robo para el material deportivo, equipajes e incluso la camperización de nuestra furgo.

La oferta en seguros para autocaravanas es muy amplia, pero recientemente ha surgido la posibilidad de obtener interesantes seguros especializados que nos ofrecen una protección a medida para los usuarios de camper, contemplando factores específicos como por ejemplo la circulación en ciudad o también por pequeñas carreteras de montaña puede provocar un mayor probabilidad de pequeños accidentes.

Una póliza de circulación habitual pero que además incluya accidentes con animales, o los daños en bicicletas transportadas, o bien daños en material deportivo como kayaks esquíes, es una solución que Campercover ha ideado para cubrir esta nueva demanda de protección para campers.

Además también añade otras coberturas interesantes como la camperización interior en caso de accidente incluida hasta 15.000 € – ampliable a 40.000 €; y daños por el viento, granizo o inundación.

¡Con estos pequeños consejos podemos viajar un poquito más seguros!

Así que carretera y manta y recuerda. #camperizatuvida

Créditos de las imágenes: Sunlight, Carado, Campercover