¿Imaginas recorrer pueblos y ciudades de cuento, fusionados a la perfección con la inmensidad natural de Los Alpes? ¿Imaginas durante tu viaje un horizonte plagado de lagos de agua cristalina? Os proponemos un viaje en autocaravana o camper de unos 1.600 km por el país alpino más famoso, con 45 puntos de interés que albergan nada menos que 12 monumentos Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Hablamos de la Gran Ruta de Suiza.

Lausanne en verano, Suiza
Localidad de Lausanne en verano, Suiza.

¿Qué es la Gran Ruta de Suiza?

Una ruta circular que cubre las 13 regiones turísticas y recorre las cuatro áreas lingüísticas, a lo largo de 22 lagos de postal y cinco puertos de montaña. Recorre ciudades, pequeñas ciudades y pueblos; combinaremos turismo, cultura y naturaleza de una forma armónica.

Nosotros os detallamos los puntos principales del recorrido, pero como es lógico, existen multitud de enclaves de interés próximos al recorrido principal, que bien merecen salirse del guion, de hecho la Oficina Turística de Suiza ofrece folletos informativos con otras 160 excursiones alternativas.

La ruta es especialmente idónea para autocaravanas y campers por la calidad y buena conservación de las carreteras, anchas y seguras durante todo el trayecto, además se puede acceder cómodamente a áreas de servicio en cada tramo. Las dimensiones del país alpino nos permitirán también trasladarnos rápida y cómodamente entre los distintos puntos.

Información técnica de interés

Señalización de recorrido en la localidad de Dachsen, canton de Zürich

Dentro de la ruta en autocaravana o camper propuesta existe una señalización clara y concreta que nos permitirá saber que nos encontramos dentro del trayecto propuesto a través de dos elementos:

  • Elemento de marca: a través de un escudo rojo y blanco, nos indica que nos encontramos dentro del trayecto. Estos elementos están colocados en algunos puntos apropiados, pero no a lo largo de toda la ruta.
  • Señalización: mediante señales turísticas sabremos si nos encontramos en el trayecto adecuado.

En la ficha donde ampliamos información en todos nuestros reportajes, os incluimos el link para obtener la Viñeta de Autopista de Suiza para utilizar la red de autopistas con la autocaravana o camper.

Trazado de carreteras, en la localidad de Movelier.

Suiza es un país con mucha tradición en el mundo del camping y el caravaning por lo que encontraremos una clara regulación y señalización de puntos de estacionamiento y pernocta por todo el país, os recomendamos preguntar sobre el terreno para saber si podemos estacionar o no gratuitamente en algún punto, ya que hablamos de enclaves de gran interés turístico.

En nuestra ficha os incluimos todas las áreas de autocaravanas cercanas a cada punto de la ruta, así como campings, donde podréis acceder servicios específicos como vaciado de residuales, recarga de agua o electricidad.

Como amantes del ocio en libertad, el recorrido es parte fundamental del viaje; por ello, a lo largo del reportaje os destacamos dentro de cada trayecto, los tramos que son considerados por la Oficina Turística de Suiza como “tramos de ensueño” por su especial belleza.

Lago de Marmorera, cantón de los Grisones. Una de las múltiples vistas con las que deleitarnos durante nuestro viaje.

1. Ginebra-Neuchâtel (190 km)

Comenzamos nuestro viaje en una de las tres grandes ciudades de Suiza, Ginebra; y finaliza en la fotogénica ciudad de Neuchâtel, próxima al lago homónimo y en las faldas del macizo del Jura.

Ubicada en la cordillera de los colinos del Jura y en la bahía del lago Lemán, Ginebra, de habla francesa, es la sede europea de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y sede principal de la Cruz Roja, se llama también “capital de la paz”, combina una tradición humanitaria con un aire cosmopolita. Puntos y actividades que no debes perderte:

  1. Jet d’eau: el surtidor de agua de 140 metros de altura, es el símbolo visible desde lejos de Ginebra. En la cuenca del lago de Ginebra, la Rade, se observa este fenómeno. Si se está cerca, no hay que perderse una fotografía delante del surtidor.
  2. Catedral Saint-Pierre: situada en la colina que alberga el casco antiguo de la ciudad, es uno de los monumentos más reconocibles de Ginebra. En el curso de los años, la arquitectura de la catedral Saint Pierre ha vivido numerosos cambios. La primera fase de construcción se remonta al año 1160.
  3. Palacio de las Naciones Unidas: la oficina de las Naciones Unidas en Ginebra es la segunda sede de la ONU después de Nueva York. En el complejo de edificios denominado como “Palais des Nations” se albergan, entre otros, el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas y la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.
  4. Museo Internacional de la Cruz Roja: como lugar de nacimiento de la Cruz Roja Internacional, Ginebra acoge el único museo dedicado a la historia y a la labor de esta organización.
  5. Mont-Salève: a sólo pocos minutos de la ciudad, el Mont Saléve invita a realizar unas excursiones hermosas en un paisaje maravilloso.
  6. Barrio de Carouge: conocido por su aire bohemio, Carouge es una ciudad situada a orillas del río Arve, a pocos minutos de Ginebra. Su ubicación estratégica la convirtieron ya en el siglo I a.C. en un lugar privilegiado para la construcción de puentes, puestos aduaneros y fortificaciones.
Ginebra, Suiza.
Vista aérea de Ginebra, Suiza.

En el final de este tramos llegaremos a Neuchâtel, conocida como Neuenburg en alemán, posee un rico pasado arquitectónico y cultural. Los símbolos de la ciudad por excelencia son el castillo y su iglesia colegial, una iglesia reformada de estilo gótico construida durante la Edad Media.

Su ubicación privilegiada en el lago del mismo nombre, sus estrechas calles adoquinadas y la animada zona peatonal, permiten a los visitantes sumergirse en un encantador ambiente medieval. Las atracciones que nadie debe perderse incluyen el palacio, la colegiata, el Hôtel DuPeyrou, la plaza del mercado y la casa consistorial.

En este primer trayecto os recomendamos visitar también la localidad de Noiraigue, próxima a Neuchâtel.

2. Neuchâtel-Berna (252 km)

Berna, Suiza.
Vista nocturna de Berna, Suiza.

En este tramo, algo más largo que el primero, llegaremos a la capital suiza, Berna. Su casco antiguo es Patrimonio Mundial de la UNESCO, contando con 6 kilómetros de arcadas, llamadas “Lauben”, uno de los paseos de compras más largos y protegidos contra la intemperie de Europa.

La vista más bella al casco antiguo a orillas del río Aare se disfruta desde el Rosengarten (jardín de rosas) encima del Bären Park (parque de osos) o bien desde la plataforma de la catedral de 101 metros de altura. Los antiguos fuertes y bastiones se hallan a gran altura encima del río. No olvides visitar:

  1. Zentrum Paul Klee: la colección más grande del mundo de obras del artista Paul Klee; el centro cultural diseñado por el famoso arquitect italiano Renzo Piano consiste en tres partes ondulares del edificio.
  2. Kunstmuseum Bern: desde 1879, el museo de arte más antiguo de Suiza alberga trabajos de artistas de renombre. La colección reúne más de 50.000 obras, entre otros, de Paul Klee, Meret Oppenheim y Ferdinand Hodler.
  3. Sede del gobierno: el “Bundeshaus” es uno de los monumentos de Berna y sede del gobierno suizo. Recomendable disfrutar de un paseo por el mercado semanal bernés, en la Bundesplatz (plaza de la Federación).

En este trayecto os recomendamos visitar también las localidades de Friburgo e Interlaken.

Friburgo en Üechtland, es una de las ciudades más grandes de la Edad Media. Está bañada por tres lados por el curso del río Saane (Sarine). Más de 200 fachadas góticas del siglo XV confieren a su casco antiguo un encanto medieval incomparable.

Destaca su casco antiguo, con sus fachadas góticas, fuentes hermosas así como cafés y restaurantes acogedores que emanan el canto de épocas pasadas. La Catedral St. Nicolas, su funicular, que comunica el casco urbano con la ciudad baja. También recomendamos visitar el cercano pueblo de Gruyères, cuna de la fabricación del famoso queso del mismo nombre.

Jungfrau, Monch y Eiger
Vista del Jungfrau, Monch y Eiger, Interlaken.

Y si hablamos de actividades outdoor no podemos pasar por alto Interlaken, ubicada en Berna Oberland, en un terreno aluvial entre los lagos de Thun y Brienz y dominada por tres de los colosos más famosos de los Alpes, los montes Eiger, Mönch y Jungfrau. La ciudad es el punto de partida para numerosas actividades. Entre sus infinitas opciones os recomendamos dos:

Los trenes cremallera de Schynige Platte en Wilderswil donde disfrutaremos de una vista espectacular del Eiger, Mönch y Jungfrau; y el archiconocido Jungfraujoch y Schilthorn, un viaje en tren a la estación de ferrocarril más alta de Europa.

3. Berna-Zurich (315 km)

Este tramo recorre el interior del país alpino entre la capital y la capital financiera, Zurich. Una ciudad cosmopolita que aúna vida urbana creativa con una naturaleza maravillosa.

Zúrich, con incontables acontecimientos, variados museos, un gran festival gastronómico y la vida nocturna más animada de Suiza, palpita tanto por el día como de noche. Quien busque descanso, por su parte, podrá acercarse en menos de una hora a las montañas suizas. Os recomendamos:

  1. El lago y el centro histórico: su corazón urbano se compone del lago y del centro histórico.
  2. Museo Kunsthaus Zürich: con la colección de arte moderno más importante de Zúrich y sus interesantes exposiciones temporales, es un lugar imprescindible para todos los amantes del arte.
  3. Museo Landesmuseum Zürich: es el museo de historia cultural más visitado de Suiza, presenta la Historia desde sus inicios hasta hoy.

En este trayecto os recomendamos visitar también la localidad de Lucerna, donde disfrutaremos de un impresionante panorama alpino a orillas del Lago de los Cuatro Cantones.

Zürich, Suiza.
Casco antiguo de Zürich, Suiza.

4. Zurich-Appenzell (175 km)

Appenzell, Suiza.
Localidad de Appenzell, Suiza.

En estre tramo nos trasladamos desde Zurich hasta el pueblo de Appenzell, situado en un paisaje de colinas sin parangón. La región ofrece costumbres del campo, como el tradicional regreso de los animales al valle; pero también manifestaciones culturales, tales como música y bailes tradicionales, además de excursiones en el Alpsteingebiet.

En este trayecto os recomendamos visitar también las localidades de Stein am Reim, situado en la ribera extrema occidental del fotogénico lago de Constanza, junto a San Galo, centro económico y cultural de la región este de Suiza.

En el lugar donde el lago Constanza se transforma nuevamente en el Rin está la pequeña ciudad de Stein am Rhein, famosa por poseer un casco antiguo bien conservado, con fachadas con frescos exteriores y casas con entramado de madera. Recomendable visitar su monasterio de St. Georg, uno de los complejos monásticos mejor conservados de la Edad Media, el museo Lindwurm de decoración burguesa; y la fortaleza Hohenklingen, construida en 1225 en lo más alto de la ciudad.

Stein am Rhein, Suiza.
Vista aérea de Stein am Rhein, Suiza.

5. Appenzell-St. Moritz (200 km)

En esta parte del trayecto nos dirigimos a la ciudad alpina de St. Moritz, cuna de los deportes de nieve por, entre otras cosas, haber albergado dos ediciones de los Juegos Olímpicos de Invierno. No obstante, originalmente debe su fama a sus aguas medicinales, descubiertas hace 3.000 años y que ya le consagraron como balneario de verano.

Un moderno estilo de vida alpino, caracterizado por una excelente gastronomía que hace realidad los sueños de cualquier gourmet, por una hostelería que marca hitos en todas las categorías; y por eventos de relevancia internacional. A la vuelta de cualquier esquina se pueden encontrar especialidades típicas como la famosa tarta de nueces de la Engadina. De obligada visita son su torre inclinada, los restos de la iglesia de San Mauricio (sus orígenes se remontan al 1500), o el museo Segantini.

St. Moritz, Suiza.
Vista nocturna de St. Moritz, Suiza.

En este trayecto os recomendamos visitar también la localidad de Mainfeld, pueblo que inspiró a la escritora Johanna Spyri para ubicar el lugar de residencia de la famosa Heidi.

La casa de Heidi, es una auténtica casa de la zona que ha sido renovada y abierta como museo. Dentro, se ha decorado tomando en cuenta los elementos presentes en el libro original. Utensilios de cocina y muebles como los que se usaban en la época, e incluso una silla de ruedas como la que usaba Clara en la historia.

Si eres fanático de Heidi y sus compañeros de aventura, te va a encantar esta dulce y sencilla visita. Ponte zapatos cómodos y tómate una buena parte del día, para disfrutar del pueblo y sus paisajes sin prisa.

6. St Moritz-Lugano (221 km)

Nuestro 6º final de tramo es Lugano, la ciudad más grande de la región de vacaciones del Ticino, tercer centro financiero en importancia de Suiza, centro de congresos, de la banca y comercial; pero además la ciudad de los parques y las flores, de villas y edificios religiosos.

En una bahía en la orilla del norte del lago de Lugano, la ciudad ofrece un encanto mediterráneo, todas las ventajas de una metrópoli y a la vez el aire de una pequeña ciudad. Os recomendamos visitar:

  1. Parco Civico Ciani: situado a orillas del lago de Lugano, este parque está considerado el pulmón verde de la ciudad. Sus senderos están flanqueados por impresionantes árboles centenarios.
  2. Catedral San Lorenzo: obra fascinante encima del casco antiguo con fachada al estilo lombardo del Renacimiento, en el interior se puede deleitar la vista con numerosos frescos y un valioso equipamiento barroco.
  3. Iglesia Santa Maria degli Angioli: construida en 1500, en ella se encuentran los frescos más bellos del maestro del Renacimiento.
  4. Desde las dos montañas que rodean la zona, Monte San Salvatore y Monte Brè, se disfruta de una vista panorámica realmente hermosa a la ciudad, del lago de Lugano y su escenario alpino.
Bellinzona, Suiza.
Vista panorámica de Bellinzona, Suiza.

En este tramo os recomendamos visitar también las localidades de Locarno, zona muy turística ubicada a orillas del lago Mayor; y Bellinzona, conocido por sus tres famosos castillos medievales, únicos de su clase en la zona de los Alpes y, desde el año 2000, Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Castelgrande, Castello Montebello y Castello Sasso Corbaro garantizaban antaño la protección de la ciudad, mientras que hoy la adornan. En 590, los castillos fueron mencionados por primera vez en un documento. Para los antiguos romanos, Bellinzona representaba una línea de defensa muy importante.

7. Lugano-Zermatt (264 km)

Matterhorn
Vista del icónico Matterhorn.

En la penúltima parte del itinerario propuesto nos dirigimos a la que probable sea una de las imágenes más representativas de Suiza: con sus 4.478 metros, el Matterhorn, también conocido como Cervino, es considerada por muchos como la montaña más bella del mundo. Y decir Matterhorn es decir, Zermatt.

La zona ofrece una infinidad de posibilidades en clave outdoor tanto en invierno, como verano. En este reportaje nos centramos en su faceta estival, excursiones a pie o en bicicleta, alpinismo y excursiones de alta montaña son algunas de las actividades sumamente populares.

Cada año, los picos de 4.000 metros de altura atraen a muchos alpinistas; no obstante, para los amantes del trekking con menos experiencia también hay unos 400 kilómetros de caminos y senderos por las montañas alrededor de Zermatt.

Gornergrat, Zermatt.
Tren cremallera Gornergrat, Zermatt.

Una de las actividades más famosas de la zona es coger el conocido ferrocarril de cremallera que va desde Zermatt al Gornergrat, de 3089 metros de altura. Desde aquí se puede disfrutar de una vista espectacular del Monte Cervino, los glaciares y el macizo del Monte Rosa.

De visita obligada es también el Matterhorn Glacier Paradise, el lugar más alto alcanzable con un teleférico en Europa (3883m), su plataforma ofrece unas vistas espectaculares y el palacio glaciar más alto del mundo.

8. Zermatt-Lausanne (178 km)

El último trayecto de nuestra gran ruta finaliza en la ciudad olímpica de Lausanne.

Su ubicación es realmente fotogénica: construida en tres colinas, rodeada de viñedos, a orillas del lago Lemán. En la orilla francesa opuesta, se eleva el escenario impresionante de los Alpes Saboyanos.

El casco antiguo, de origen medieval, está dominado por la catedral, considerada como la obra más impresionante de la época gótica temprana. Igual depintoresco es el barrio porteño de Ouchy.

  • Los sibaritas podrán disfrutar en Lausanne de abundantes exquisiteces regionales como por ejemplo salchicha de col con puerro gratinado.
  • Los aficionados a la cultura no pueden irse sin visitar la Collection de l’Art Brut en el castillo Beaulieu, la Fondation de l’Hermitage y el museo fotográfico «Musée de l’Elysée».

En la «Capital Olímpica», el Comité Olímpico tiene su sede, al igual que el Museo Olímpico, el centro de información más grande del mundo sobre los Juegos Olímpicos.

En este trayecto os recomendamos visitar también las localidades de Saint-Maurice y Montreux, situadas también en el lago Lemán y las cumbres alpinas.

Saint-Maurice es una joya cultural de la región Portes-du-Soleil-Chablais; y Montreux, situado en el distrito de Riviera-Pays-d’Enhaut, es sede del famoso Montreux Jazz Festival, celebrado en junio/julio en diversos escenarios y parques de la ciudad.

En Lausanne finaliza nuestro trayecto circular por el país alpino, no obstante, los que queráis completar la Gran Ruta de Suiza, podéis viajar hasta Neuchâtel y de ahí realizar el único tramo que no recorre la ruta propuesta en este reportaje: Neuchâtel-Basilea, de 158 km por el extremo noroeste del país.

Lausanne, Suiza.
Casco urbano de Lausanne, Suiza.

Créditos de las imágenes: MySwitzerland, romanbabakin, sam74100, kanuman, Gaspar Janos, marina99, rcavalleri, swisshippo, kazarin, jblackstock, Jakl Lubos, sorincolac, mikos