Wildroadcamper es el nombre de la empresa de Cecilia Riesco González, una leonesa de 33 años a la que todo el mundo conoce como Ceci. Sus camperizaciones son únicas, quizá porque sea una amante de estas forma de vida y conoce perfectamente las necesidades que se tienen durante este tipo de viajes.

“Hace unos años decidí camperizarme mi propia furgoneta y viajar de una forma totalmente diferente, a mi ritmo, eligiendo dónde y durante cuánto tiempo parar, qué vistas tener cuando me despierto por la mañana, y conociendo gente de todo el mundo, con una mentalidad abierta como la mía y con miles de historias interesantes que contar!  En 2020 decidí que quería hacer realidad los sueños de la gente, creando sus casas sobre ruedas para que ellos también fueran capaces de vivir todas esas experiencias, por lo que empecé a compartir mi trabajo en redes sociales y pronto llegaron las reservas. Sólo en 2021 campericé 9 furgonetas, disfrutando yo y haciendo feliz a otras personas.”

Tus campers son únicos, ¿en qué te basas para diseñarlos?

camper wildroadcamperCuando me contacta un cliente, siempre les pregunto si tienen una idea de lo que quieren en cuanto al diseño, porque hay gente que ya tiene una idea clara. Si no saben bien qué hacer, yo intento diseñar algo que se ajuste al uso que le van a dar a la furgoneta, al número de personas, al tiempo medio que tienen pensado pasar dentro de ella, etc. Incluso cuando ya tienen un diseño en mente, si veo cosas que se pueden mejorar, o que considero que a la larga pueden ser un problema, se lo sugiero y ya luego depende de ellos cómo quieren que lo haga. En cualquiera de los casos, siempre me gusta incluir algo único en cada camperización, algo que las haga diferentes del resto.

¿Cómo definirías tu estilo? ¿Qué tipo de cliente es el que se ha acercado a Wildroadcamper para camperizar sus vehículos?

Creo que el estilo de Wildroadcamper es bastante único,wildroadcamper diferente al resto y todo lo contrario a camperizaciones creadas en serie. Cada una de las furgonetas que he camperizado han sido totalmente personalizadas al gusto del cliente, en cuanto a materiales, colores y diseños. Ninguno de mis trabajos es igual a otro, y creo que eso es lo que llama la atención. La mayoría de los clientes me han contactado por Instagram, donde subo fotos de mis trabajos casi todos los días, y son tanto gente que va a vivir en sus furgonetas de continuo, como durante salidas esporádicas en fines de semana y vacaciones; gente joven y gente mayor, pero sobre mujeres. Me encanta ver cada vez más mujeres viviendo este estilo de vida, rompiendo barreras y perdiendo el miedo a viajar por el mundo, solas o acompañadas. Yo lo hice en su día y fue la mejor decisión que pude haber tomado.

 ¿Cómo fue esa primera camperización? ¿Tuviste ayuda?

Mi primera furgoneta la campericé con mi padre, era la que él había usado para trabajar, asique cuando venía a España en vacaciones y con su ayuda, iba trabajando en la furgoneta. La terminé a principios de 2018, y pude hacer mi primer gran viaje en furgoneta, desde León hasta el norte de Londres. Desde entonces no he dejado de viajar, tanto en esa furgoneta como en Mamba, otra Opel Vivaro que tuve, esta con matrícula inglesa y volante a la derecha.

Aprendí mucho de mi padre, a quien siempre le gustó el trabajo de la madera y tenía herramientas que me facilitaron el aprendizaje, y me ayudaron sobre todo al principio. A partir de ahí ha sido todo cuestión de práctica, de querer mejorar y que cada camperización sea mejor que la anterior. Lo que más miedo me daba al principio era el tema eléctrico, y es al que más horas de estudio he dedicado y ahora es una de las partes que más me gusta.

¿Fue difícil lanzarse a la aventura de crear una empresa de camperizaciones?

Tras aquel viaje algunos amigos me pidieron si podría hacerles algo similar en sus furgonetas, como no tenía trabajo y tenía mucho tiempo, accedí, y empecé a subir las fotos del proceso a Instagram. Poco a poco lo fue viendo más gente, les gustaban mis trabajos y me pedían presupuesto para camperizaciones, asi que decidí arriesgarme, apostar por este mundo, me di Alta de Autónomos y así es como se creó Wild Road Camper.
Lo vi como una oportunidad de hacer realidad los sueños de la gente, que pudieran disfrutar de ese estilo de vida que disfrutaba yo, y al mismo tiempo yo soy feliz haciendo lo que hago, yo me marco mis propios tiempos, y si quisiese podría descansar x meses al mes para seguir viajando, y volver a mi trabajo a la vuelta, con las pilas recargadas.

¿Trabajas con más gente?

camperizando wildroadcamperYo creé Wild Road Camper, y soy la única persona detrás de las redes sociales, los emails, los presupuestos, las llamadas de teléfono, la compra de material y el trabajo del día a día en las camperizaciones. Pero, soy muy afortunada, y tengo un círculo de familia y amigos a los que les encanta ayudar en todo lo que pueden. Al principio mi padre me ayudaba mucho, sobre todo en el tema de carpintería, mi madre con la costura de los cojines y colchones, y ahora mi pareja y mi hermana, a las que también les ha gustado este mundillo, me ayudan cuando pueden, sobre todo con trabajos que son difíciles para una persona sola.

 

¿Cuál ha sido tu mejor trabajo o trabajo preferido hasta el momento?

Como preferencia personal para trabajar, me gustan los modelos tipo Fiat Ducato, Peugeot Boxer o Citroen Jumper, son las más populares ahora mismo entre mis clientes, y sus paredes son bastante rectas, lo que ayuda con las camperizaciones.

Si tuviese que elegir mi trabajo preferido, tanto en distribución como en acabados, sería Mamba, una Opel Vivaro L1H1, a la que supe sacarle el mayor partido posible, aprovechando al máximo cada rincón, y diseñando una distribución que daba mucha amplitud incluso en una furgoneta pequeña, con un estilo minimalista, combinando los colores blanco y verde con la madera.mamba wildroadcamper

Créditos de las imágenes: Wildroadcamper