Esta temporada hemos ido dando cuenta de todas las propuestas de furgonetas y autocaravanas eléctricas que han puesto sobre la mesa muchas de las grandes firmas especilizadas; sobre las últimas tan sólo existía el prototipo e.home de Dethleffs que pudimos ver en el Caravan Salon de Düsseldorf y que, de momento, no está en el mercado. Ahora la marca Winnebago lanza su propuesta de AC completamente eléctrica sobre chasis Ford que, sin embargo, sólo va dirigida a actividades profesionales móviles, como servicios medicalizados por ejemplo.

Dos longitudes con propulsión eléctrica

Winnebago ofrece su autocaravana eléctrica en dos versiones según su longitud, 10 y 11,5 metros, ambas propulsadas por un sistema completamente eléctrico y basadas en el chasis del furgón Ford F53.

El vehículo usa baterías de sodio-níquel que, sin ser tan eficiente y capaz como el ion-litio, permite ofrecer un almacenamiento energético de lo más seguro a bajo coste. Los paquetes de baterías son personalizables según el presupuesto y las necesidades del usuario, ofreciendo autonomías que van desde los 137 a a los 241 km.

Para recuperar completamente la carga son necesarias 7-8 horas conectados a una toma de 230 voltios (tipo 2).

El módulo vivienda de la Winnevago eléctrica es completamente configurable, ofreciendo además un servicio de geolocalización y seguimiento del vehículo las 24 horas del día.

Aunque esta última propuesta no está dirigida a un uso campista, es un paso más hacia un futuro cada vez más cercano en el que se comercialicen autocaravanas con propulsión y consumo exclusivamente eléctrico.

Fuente: Insideevs.com

Créditos de las imágenes: insideevs