Una de las capuchinas más funcionales y compactas del mercado. El Siena 440 de Giottiline lleva a la familia en su ADN, nada menos que seis plazas de viaje, salón y pernocta ¡en menos de siete metros! Un vehículo con una relación calidad-precio inmejorable.

Funcionalidad interior y movilidad

Montado sobre un chasis Citröen Jumper de 140 CV, el Giottiline Siena 440 ofrece también la posibilidad de optar por Fiat Ducato; y cuenta de serie con cierre centralizado control remoto, asientos Capitan Chair con altura ajustable, vía posterior ensanchada y bateria de motor incrementada.

Una de sus señas de identidad es el equilibrio perfecto entre espacio y funcionalidad interior y movilidad exterior, ya que en sus 6,9 m ofrece una distribución de cama de matrimonio transversal trasera de 2,2 m x 1,36 m, que junto a la cama capuchina de 2,13 m x 1,56 m y el salón convertible en cama doble de 1,88 m x 1,30 m ofrece seis confortables plazas de noche.

Configuradas de tal manera que permite alberga un aseo amplio, con ducha integrada, situado enfrente del armario ropero y el bloque cocina de tres fuegos, el cual está separado del frigorífico trivalente automático de gran capacidad (150 l). Esto permite que la cocina cuenta con un gran espacio de trabajo, ya que el frigo se ubica junto al salón.

Nos gusta su amplio salón con capacidad para seis comensales, con un acceso directo al frigorífico, ya que se encuentra de forma contigua, una ubicación singular que permite un cómodo traslado durante la comida.

El Siena 440 es sinónimo de espacio sin renunciar al máximo espacio de almacenamiento, ya que ofrece el garaje más amplio de toda la gama de capuchinas de la firma italiana, con doble portón exterior y capacidad hasta 300 kg.

Un vehículo práctico y funcional que cuenta de serie con depósito de aguas limpias de 120 l y 100 l de aguas grises, calefacción Truma Combi C 4000, panel de control digital, premontaje de TV y cámara de marcha a atrás.

Créditos de las imágenes: Giottiline