La Ruta de los Faros es el primer producto turístico que ofrece la posibilidad de disfrutar de toda la costa gallega, uniendo las Rías Altas con las Baixas, la costa cantábrica y la atlántica. Fruto de la unión de asociaciones y municipios locales, este singular proyecto propone una selección de 50 paseos imprescindibles para conocer la extraordinaria variedad presente en la costa gallega, 44 faros de leyenda que durante siglos han servido de guía a pescadores, mercantes y marinos, una selección de paisajes y playas que merecen ser visitados en cualquier época del año. Un viaje ideal para recorrer en autocaravana o camper.

Torre de Hércules.

1.175 km de costa

Este proyecto, presentado la semana pasada en Madrid, ha implicado a 76 municipios de la costa gallega a través de los ocho Grupos de Acción Local del Sector Pesquero de Galicia (GALP), tiene como principal objetivo “potenciar la gastronomía de Km0 y las actividades turísticas organizadas por las más de 250 profesionales del mar, de la gastronomía y del turismo que participan en la Ruta de los Faros”.

La Ruta de los Faros de Galicia es un novedoso producto turístico que propone disfrutar de toda la costa gallega, uniendo las Rías Altas con las Baixas, la costa cantábrica y la atlántica por carretera realizando el itinerario completo (1.175 km) o eligiendo cualquiera de los ocho itinerarios propuestos por sus organizadores a través de su página web. Propone al visitante dos posibles itinerarios. Por un lado, realizar el recorrido completo que abarca 1.175 kilómetros de costa en cualquiera de sus dos sentidos (desde Ribadeo, en el límite con Asturias, hasta A Guarda, en la frontera con Portugal) o a la inversa.

“Para aquellos que busquen una experiencia más intensa, les invitamos a venir ahora que empieza el invierno: sentir como rompen las olas desde lo alto de un acantilado; pasear por inmensos arenales en compañía solo de las aves o disfrutar de los sabores de la gastronomía del invierno”, indicó durante la presentación Roberto Sueiro, Técnico de Turismo y Responsable del proyecto. Esta segunda opción puede ser realizada tanto por carretera como en bicicleta.

El principal atractivo de la Ruta dos Faros es que permite a cada visitante elegir libremente el itinerario que desea seguir en función del tiempo disponible, de sus necesidades y del punto de partida escogido. Uno de los ejes esenciales son las “Actividades Marineras” que proponen experimentar en primera persona el trabajo diario de las gentes del mar y posteriormente degustar el pescado y marisco.

La ruta propone además una selección de “50 paradas imprescindibles” a través de los cuáles el visitante explorará hermosas playas salvajes, villas señoriales y aldeas marineras, que son seña de identidad de esta comunidad autónoma, y miradores infinitos desde donde es posible divisar las imponentes rías gallegas o los tradicionales pazos.

Faro de Punta Nariga.

Créditos de las imágenes: Ruta Dos Faros de Galicia