La llegada de la nueva gama de vehículos integrales de lujo Amphitryon en 2020, significa que Benimar comienza a producir su gama integral en su fábrica de Castellón, para ello amplía sus instalaciones con una nueva planta exclusiva para la fabricación de sus paneles; en definitiva, la firma española integra ahora toda su producción para continuar aumentando sus estándares de calidad a uno de los mejores precios de mercado.

Nueva planta exclusiva para la fabricación del panelado

Una de las piedras angulares en la fabricación de una autocaravana, es mantener un proceso impoluto en la creación de los paneles exteriores de cada vehículo, que serán los encargados no sólo de velar por una correcta climatización interior, sino garantizar una durabilidad con el paso de los años.

Paneles antes de pasar a los pantógrafos para el proceso de perforación.

Es una de las áreas más importantes de la fábrica y buena parte de los procesos que ocurren dentro son de vital importancia ya que como apunta el Comercial España de Benimar, Antonio Gilo, «Benimar es considerada como uno de los mejores fabricantes de panelados de Europa y por tanto mantenemos en secreto muchos de los procesos que empleamos».

La nueva nave se encuentra climatizada para que todo el año se fabrique a la misma temperatura, aquí se construyen los paneles de todos los modelos que fabrica Benimar. Una vez recibido el material de aislamiento de poliestireno, pasa a los pantógrafos; «tenemos dos líneas de producción de paneles, donde una vez preparados, la maquinaria se encarga de coger las planchas de poliéster interior y exterior, hacer el encolado y prensado. Posteriormente en los pantógrafos se hace todo el mecanizado del panel, agujeros para ventanas, estractores, tornillería y cualquier perforación se realiza en este punto de forma informatizada», destaca Gilo.

Tal es el protagonismo de esta nueva área, que se realizan tres turno para que el proceso de fabricación esté en funcionamiento las 24 horas. La producción del panelado se produce aproximadamente mes y medio o dos meses antes de que el vehículo entre en la cadena de montaje.

Hasta la creación de esta nueva nave, el proceso de panelado se encontraba integrado dentro de las instalaciones de la cadena de producción, «ahora nuestra capacidad de producción puede llegar hasta las 6.000 unidades anuales, antes teníamos que parar la producción para realizar labores de mantenimiento al contar con una sola prensa y un pantógrafo, ahora todo el proceso puede continuar sin restricciones ante procesos de mantenimiento o incidencias».

A esto hay que añadir, el peso que Benimar tiene en la economía local de Castellón en la creación de puestos de trabajo directos e indirectos, «a diferencia de otros muchos casos donde el proceso es la deslocalización, un grupo extranjero como Trigano está invirtiendo y apostando por la zona», subraya Gilo.

Vehículo Amphitryon en la cadena de montaje.

Amphitryon, integrales de lujo made in Spain

Esta capacidad de autonomía actual de la producción de Benimar tiene como consecuencia la introducción esta temporada de su nueva gama de vehículos integrales, Amphitryon.

La nueva gama integral de Benimar comienza a integrarse en la producción del resto de modelos de la firma española para poder centralizar todo el proceso y con ello continuar aumentando los estándares de calidad a uno de los precios más competitivos.

La nueva gama destaca, entre otras cosas, por su vanguardista diseño exterior con parachoques frontal anguloso y ópticas negras siguiendo las nuevas tendencias de los automóviles tipo SUV. Su interior está caracterizado por un gran espacio y confort basado en un alto equipamiento de serie que facilita la conducción y hace más cómoda la vida a bordo, retrovisores eléctricos y calefactados, regulador de velocidad, sistema Isofix en los asientos traseros, cámara de visión trasera y hasta placa solar son sólo alguno de ellos.

Créditos de las imágenes: Roberto H. Vigara, Benimar