Su nombre era tan sofisticado como su tecnología y su equipamiento: en 1995 Carthago presentaba una autocaravana que establecía un nuevo estándar en la gama alta, era el Mondial. Y la base sobre la que montaba era el Mercedes-Benz Sprinter, una novedad total en ese momento. La primera autocaravana Carthago que apuntaba a las estrellas tiene ahora a sus sucesores en las gamas Chic C-Line y Chic e-line, por lo que en este año de «bodas de plata» de la gama alta podemos afirmar que el viaje conjunto de Carthago y Sprinter continúa.

Carthago Mondial, pionera en las modernas autocaravanas

«Tenemos verdaderos entusiastas del Sprinter entre nuestros clientes», señala Bernd Wuschack, director de ventas, marketing y servicio al cliente de Carthago. Y esto ya era así hace 25 años, cuando se presentó la impresionante Carthago Mondial. Con la carrocería construida totalmente en paredes sandwich de aluminio, el doble suelo calefactado, un espacio de almacenamiento trasero rebajado y un sólido equipamiento, esa gama contaba ya con muchas de las características que constituyen el ADN de Carthago hoy día.

Desde el Mondial, muchas series legendarias de Carthago se han fabricado sobre mercedes-Benz, como la M-Liner, la primera integral de la marca que fue número uno en gama alta en Europa; la inolvidable Opus y la actual Carthago Chic.

Carthago Chic c-Line I / Chic e-line, el viaje continúa

Para la temporada actual, el Mondial y sus «colegas» han encontrado fantásticos sucesores en la nueva generación de Carthago Chic c-Line I y Chic e-line. Bernd Wuschack dice que «el gran avance ha sido el nuevo Sprinter con tracción delantera. Junto al chasis rebajado AL-KO, forman el ADN Carthago Premium al completo».

Carthago-e-line-benzLas características comunes a estas nuevas autocaravanas de gama alta son, aparte de su diseño inconfundible, los exclusivos faros led, la excelente tecnología y equipamiento incluidos (prácticos y muy cómodos). Entre otras cosas, el Sprinter aporta ventajas como el cambio automático de nueve velocidades, el sistema de información y entretenimiento MBUX y los sistemas de asistencia de última generación. La combinación de todos ellos da como resultado un vehículo de primera línea, como fue el Mondial en su momento.

El viaje Carthago-Sprinter continuará

Y no solo eso. Con motivo de estas bodas de plata, el director de ventas Bernd Wuschack anuncia que «el exitoso viaje que Carthago y Sprinter han iniciado juntos, continuará». En el futuro, aún más clientes Carthago podrán conducir en vacaciones «bajo una buena estrella».