La red de áreas de autocaravanas que impulsa la Diputación de Ciudad Real va tomando forma. El proyecto se presentó la semana pasada en la localidad de Campo de Criptana, y pretende dotar a la provincia de 20 áreas de pernocta “para favorecer un modelo de turismo que se caracteriza por su movilidad, pero que necesita una base bien acondicionada para poder pernoctar y recibir los servicios que son necesarios para viajar con garantías y tener la posibilidad de moverse por todo el territorio provincial”, explicó el presidente de la diputación provincial, José Manuel Caballero, en la presentación. Y añadió que la estancia máxima será de 48 horas. La actuación que comporta una inversión de 3.200.000 euros.

Así, la idea es que el próximo verano los autocaravanistas encuentren área de pernocta en las localidades de Alcázar de San Juan, Alcoba de los Montes, Aldea del Rey, Almadén, Argamasilla de Alba, Campo de Criptana, Castellar de Santiago, Corral de Calatrava, Fuencaliente, La Solana, Luciana, Miguelturra, Puertollano, Puerto Lápice, Retuerta del Bullaque, Ruidera, Terrinches, Villanueva de la Fuente, Villanueva de los Infantes y Viso del Marqués.

Cada una de ellas se adaptarán a su propio entorno, es decir, se han tenido en cuenta en todo momento las características del lugar en el que se van a implantar. Los tres pilares fundamentales de esta inversión son, según los impulsores, facilidad de gestión, eficiencia de los recursos y calidad de servicios al usuario.

Aún así, todas las construcciones contarán con zonas de descarga de depósitos de aguas grises y negras, zonas de carga de agua potable, aseos adaptados y plazas amplias amplias con el objetivo de facilitar la maniobra de entrada y salida de las autocaravanas. Está previsto, además, implementarlas con equipos de videovigilancia que permitan el registro previo del autocaravanista desde su propio domicilio, en las propias administraciones o en la misma entrada al área. Además, los alrededores de las áreas buscarán la máxima intimidad en todos los casos, por lo que habrá zonas verdes y caminos acabados en gravilla pensando también en las distintas inclemencias meteorológicas.