La placa solar es uno de los mejores aliados para autocaravanistas y campers en cuanto a recarga eléctrica se refiere. Convierte en electricidad la energía solar, transmitiéndola a la o las baterías auxiliares para su almacenamiento, lo que aumenta la autonomía energética del vehículo mientras se encuentra estacionado. Profundizamos en la instalación de este accesorio, que no está sujeto a examen de la Inspección Técnica de Vehículos (ITV), al no ser considerado reforma de importancia.

Placa solar fijada al techo de la autocaravana.

Elementos

Los ítems necesarios para instalar una placa solar son, como es lógico, la propia placa solar junto a su cableado y su regulador, tubo de plástico para cubrir la parte exterior del cableado y cable adicional por si fuera necesario alargar el mismo para poder ser conectado a la/s batería/s auxiliares del vehículo. Como en cualquier instalación o reparación necesitaremos cinta para fijar elementos o realizar algún taladro que otro para conducir el cableado.

Proceso

Funda del cableado de la placa solar y carcasa para conducir el mismo.

La primera de las fases es decidir en qué parte del techo de la autocaravana o camper vamos a fijar la placa solar, lo recomendable es dejar espacio suficiente por si quisiéramos, por ejemplo, instalar aire acondicionado en un futuro. A continuación deberemos elegir cuál será el recorrido del cableado, ya que lo más seguro es que tengamos que conducirlo por la parte interior más próxima a la chapa del vehículo, que suele ser la que más espacio ofrece para cableado de cualquier tipo. El siguiente punto es fijar la placa solar al techo del vehículo. Lo recomendable es utilizar silicona y evitar hacer taladros que nos pueden traer problemas en días de lluvia haciéndonos perder aislante.

Punto de bajada del cableado.

Seguidamente deberemos fijar el recorrido del cableado por el techo y el espacio entre chapas para conducirlo hasta la o las baterías auxiliares en el interior. Finalmente deberemos conectar la placa solar con la/s batería/s a través de sus bornes. En este punto hay dos posibilidades, realizar dicha conexión a través del regulador que traen de serie todos los accesorios de este tipo o bien conectar la placa solar a un booster (opción avanzada) que cumplirá esa función.

La placa solar instalada durante la grabación de este reportaje es una Azimut Blacksolar NDS BS 160WP, la cual tiene un precio de 350 euros.

Parte inferior del recorrido del cableado.

Mejoras adicionales

Para garantizar una total autonomía eléctrica en la zona de habitabilidad, lo recomendable es instalar como complemento una segunda batería auxiliar si no la tuviéramos para duplicar el sistema de almacenamiento, no hay que olvidar que la placar solar no funcionará a pleno rendimiento en días nublados.

Por el mismo motivo, el último de los elementos para garantizar esa autonomía energética, es la instalación de un booster. Su misión será acelerar la velocidad a la que se recarga la/s baterías y por tanto la capacidad de ser usada.

Punto de conexión eléctrica a través de un booster y una segunda batería auxiliar.

Para que tengáis una visión más completa de la instalación de la placa solar, así como un booster y una 2ª batería auxiliar, os recomendamos ver este video grabado por nosotros durante la instalación de estos 3 accesorios:

Reportaje grabado en las instalaciones de Caravaning K2 en Madrid.

Seguro que os ha resultado útil e interesante este bricolaje, así que ¡enviadnos vuestros trucos para que podamos inspirarnos, aprender y compartir conocimientos!