Aunque la costa de Málaga es, sin duda, lo más famoso y visitado de esta provincia, os proponemos comenzar esta ruta en autocaravana o camper en un municipio del interior con visitas muy interesantes: Ronda, para a partir de aquí, recorrer enclaves como Benahavis, Marbella o Mijas.

Vista del atardecer sobre Ronda y su Puente Nuevo.

Pernocta

A lo largo del reportaje, os recomendamos algunos emplazamientos para poder pernoctar con autocaravana y camper. No obstante, durante la ruta en camper o autocaravana que os proponemos existen también, como es lógico por la importancia de sus enclaves, multitud de áreas de pago y campings donde poder acceder además a servicios como vaciado de residuales e inodoro químico, electricidad o recarga de agua entre otros.

Por su amplitud en número, consideramos oportuno ofreceros la lista de los mismos en la ficha donde ampliamos información en todos nuestros reportajes, para que seáis vosotros mismos los que elijáis entre tanta oferta, cual se ajusta más a vuestras necesidades.

Un paseo monumental

Iglesia de La Merced, Ronda.

Antes de aparcar la autocaravana o camper a las afueras de Ronda y adentrarse en el casco histórico, os recomendamos contemplar desde la lejanía una de las estampas más representativas de la localidad: el Puente Nuevo sobre la Garganta del Tajo. Después, adéntrate en «La Ciudad» y empieza tu visita por la Iglesia Mayor, que se levanta sobre la antigua mezquita aljama de la ciudad.

 

Otros monumentos interesantes para visitar en este barrio, en el que abundan las casas señoriales y los palacios, son la Iglesia del Espíritu Santo, la Puerta de San Felipe, el alminar de San Sebastián y la Casa del Rey Moro, con una planta irregular y laberíntica, llena de escaleras y pasillos.

Tanto para aparcar como pernoctar en Ronda una buena opción puede ser el parking público (aunque de pago) que hay en la Av. de Andalucía, en la estación de tren Adif, desde donde se puede acceder al centro en tan sólo 5 minutos andando. Sus coordenadas GPS son 36°44’53.4″N 5°09’43.9″W.

El Barrio de San Francisco, por su parte, te permite conocer la Puerta del Almocábar y la muralla árabe que rodeada antiguamente la ciudad y que llega hasta un puente y unos de los baños árabes mejor conservados de España. Además, está el Convento de San Francisco, fundado por los Reyes Católicos en 1485, en el que se puede visitar una iglesia de estilo gótico-mudéjar.

En la zona más moderna de Ronda, el barrio del Mercadillo, destacan el mercado de abastos y, por supuesto, la plaza de toros, una de las más antiguas de España. Otros lugares de interés en este barrio son el Parque de la Alameda, la iglesia del Socorro y el nuevo Teatro Vicente Espinel.

Antes de emprender el camino hacia la Costa del Sol, los amantes de la naturaleza pueden aprovechar la entrada que hay en la comarca de Ronda al Parque Natural Sierra de Grazalema, con un paisaje abrupto y una amplísima variedad de senderos y pistas forestales de distintos niveles para practicar senderismos o rutas en bicicleta.

Casco viejo de Ronda, Málaga.

Descansar en la costa

Benahavis, Málaga.

Después, pondremos rumbo a la costa por la carretera A-397, pero antes de llegar nos desviaremos hacia Benahavis, un bonito pueblo malagueño con calles adoquinadas y empedradas que merece la pena visitar. Además de pasear tranquilamente por sus cuestas y admirar las casas típicas blancas, no puedes visitar el Castillo de Montemayor, la iglesia de la Virgen del Rosario, un palacio del siglo XVI y las torres vigías.

A poco más de 20 kilómetros de distancia se encuentra Marbella, la capital del lujo y el golf, y nuestra primera parada con playa. De hecho, uno de sus grandes atractivos son sus 27 kilómetros de costa, con amplias playas de arena fina y dorada, y de oleaje moderado, entre ellas la de Artola o Cabopino, situada en la zona protegida de las Dunas de Artola, junto al puerto de Cabopino (una de las pocas playas nudistas de Marbella); las de Guadalmina, La Venus y La Fontanilla; o las de Puerto Banús y San Pedro Alcántara, muchas de ellas con bandera azul.

Vista panorámica de Marbella y Puerto Banús.

Te recomendamos visitar alguno de los muchos restaurantes que hay en esta localidad y degustar el plato típico por excelencia: el «pescaíto frito» Además, merece una visita Puerto Banús, uno de los puertos deportivos más importantes y exclusivos del Mediterráneo, donde atracan algunos de los más lujosos yates del mundo.

Y el casco antiguo, que abarca el antiguo recinto amurallado y los dos arrabales históricos de la ciudad: el Barrio Alto, que se extiende hacia el norte, y el Barrio Nuevo, situado al este.

Plaza de los Naranjos, Marbella.

Proponemos alejarse del bullicio costero y sumergirse por unas horas en el recinto amurallado, que conserva prácticamente la misma planta que en el siglo XVI, y donde se encuentra la plaza de los Naranjos, centro neurálgico del casco antiguo alrededor de la cuál están el ayuntamiento, la casa del Corregidor (de fachada gótico-mudéjar y renacentista) y la ermita de Santiago, el templo religioso más antiguo de la ciudad.

También en el centro de la ciudad podemos ver la iglesia de Santa María de la Encarnación, de estilo barroco; la Casa del Roque; y los restos del castillo. En el Barrio Alto destaca la ermita del Santo Cristo de la Vera Cruz, construida en el s.XV y ampliada en el s.XVIII. Por último, entre el casco antiguo y el mar, en la zona conocida como ensanche histórico, se sitúan el paseo de la Alameda, y la avenida del Mar, con fuentes y una colección de diez esculturas de Salvador Dalí, que comunica el casco antiguo con la playa.

Hacia Mijas

La última parada de nuestro viaje será la localidad de Mijas, a la que se accede por la autopista AP-7. Justo antes de llegar al desvío, verás una salida a la localidad de Fuengirola, que cuenta con espectaculares playas y un bonito paseo marítimo para pasear al atardecer.

Si quieres disfrutar de una jornada de relax, te recomendamos hacer una parada aquí y, después, seguir con tu viaje hasta Mijas, ya que en esta ruta nos vamos a centrar en la ciudad y no en las urbanizaciones, por lo que no tendrás un fácil acceso al mar. En el recinto ferial de Fuengirola existe un area o parking de AC’s, en la Avenida Acapulco.

Mijas se halla a unos 428 metros de altitud sobre el nivel del mar y es famosa por las fachadas blancas de sus edificios y viviendas. La mejor manera de conocer los encantos de esta ciudad es perderse a pie entre sus calles.

Casi sin darte cuenta, te toparás con los monumentos más importantes, que no te puedes perder: la ermita de la Virgen de la Peña, la iglesia de la Inmaculada Concepción, la plaza de toros,  el carromato de Mijas, el Centro de Arte Contemporáneo, la Casa Museo y el Museo de las Torres Vigías.

Vista de Mijas, Málaga.

Seguro que os ha resultado útil e interesante esta ruta, así que ¡enviadnos vuestros viajes para que podamos inspirarnos, compartir y coleccionar más momentos inolvidables!

Créditos de las imágenes: Vladimir Sazonov, K. Roy Zerloch, Sean Pavone, Alex Tihonovs, Grisha Bruev, arturografo, MaRap, Valery Bareta

COMPARTIR
Artículo anteriorTrazos de un autocaravanista
Artículo siguienteConsejos de uso, autocaravana para principantes
AutoC es un espacio pensado por y para el mundo del autocaravanismo y el camper, una comunidad con todo lo que ello implica. Turismo itinerante, deportes y aventura, todos los modelos que se comercializan en España, zona de pruebas, bricolaje y mantenimiento, foro, áreas, concesionarios, agenda de eventos, blog, actualidad… Un concepto que nace en su versión digital, para dar respuesta a las transformaciones y demandas actuales, fijando el eje de coordenadas en los amantes del autocaravanismo y el camper.