Antes de comprar una autocaravana, es recomendable conocer los gastos que ésta supondrá en el normal transcurso de su uso. A grandes rasgos, los campos que implican un gasto son similares al de los turismos convencionales: seguro, revisiones, etc. Sin embargo, la cuantía difiere al tratarse de vehículos de gran tamaño con unas prestaciones específicas.

El seguro adecuado

El sistema de asegurar una autocaravana es similar al de un turismo convencional, como mínimo tenemos la obligación de contratar una póliza a terceros, teniendo además el resto de opciones: a todo riesgo, a todo riesgo con franquicia etc… A grandes rasgos, hablamos de una orquilla de precios de entre 300 y 800 euros.

Sun Living 70DKAunque las autocaravanas son vehículos que estadísticamente tienen pocos siniestros, si tienen en cambio pequeños accidentes relacionados, especialmente con el aparcamiento y las maniobras consecuencia de su tamaño. Por ello, debemos saber bien que póliza de seguro elegimos, ya que por ejemplo si escogemos una franquicia, lo más probable es no nos cubra el precio de esas pequeñas reparaciones más comunes; en cualquier caso, el asesoramiento profesional en estos casos está más que recomendado.

Mantenimiento

Como es lógico el mantenimiento de una autocaravana varía dependiendo de muchos factores como su tipología y años de vida. Sin embargo, hay una serie de costes de carácter común:

  • Revisiones rutinarias: Como cualquier vehículo, cada 10.000 km deberemos acudir a nuestro taller de confianza para un examen exhaustivo, cambio de aceite y filtros, etc… La periodicidad de estas inspecciones es recomendable que sea anual, a pesar de no llegar a los km fijados. Salvo que no tengamos que reparar una avería específica, este trámite oscila entre los 150 y los 350 euros.
  • Cambio de neumáticos: Las autocaravanas suelen pasar mucho tiempo estacionadas, por ello existen varios fabricantes especializados, que ofrecen neumáticos específicos para autocaravanas. Su coste se mueve entre los 130 y los 200 euros cada uno.

En cualquier caso, cada 6 años deberemos cambiarlos por seguridad. Si compramos un vehículo de segunda mano, es más que conveniente cerciorarnos de su antigüedad.

Como cambios de carácter estructural a largo plazo hay que prestar especial atención a los 100.000 km o los 6 años, para cambiar la correa de distribución: entre 300 y 600 euros.

Impuesto de circulación

Como cualquier otro vehículo, tendremos que pagar el protocolario Impuesto de Circulación. Al tener un componente municipal, su cuantía varía entre los 60 y los 180 euros.

Inspección Técnica de Vehículos

Si compramos una AC nueva, estaremos exentos de pasar examen de la ITV durante los 4 primeros años, a partir de ahí deberemos acudir cada dos años hasta cumplir una década. Este trámite supone un coste de entre 45 a 80 euros.

Garaje de pago o estacionamiento en la calle

Otro de los costes que puede suponernos una autocaravana es si decidimos usar un garaje de pago mientras no viajamos con ella. Como es lógico, siempre estará más segura si nuestra AC duerme vigilada y además, se conservará mejor si lo hace bajo techo, pero esto supondrá un coste, frente a estacionarla en una plaza de aparcamiento convencional.

Dependiendo de las tipologías expuestas y de si vivimos en una ciudad grande o no, este servicio oscilará entre 300 y los 600 euros al año. Una buena opción es hablar con el distribuidor donde hemos comprado el vehículo, ya que la gran mayoría ofrece este tipo de servicio.

Seguro que os ha resultado útil e interesante estos consejos, así que ¡enviadnos los vuestros para que podamos inspirarnos, aprender y compartir conocimientos!

Créditos de las imágenes: welcomia