Si bien en Europa es un sistema estandarizado en autocaravanas y campers para el uso de funciones como cocina, calefacción o ducha; el uso del GLP como medio de propulsión es, por el momento, terreno exclusivo del automóvil, donde lleva años de implantación. Entonces ¿es posible aplicarlo al sector del caravaning?

GLP como sistema de propulsión

También denominado autogas, el Gas Licuado de Petróleo es una mezcla de los gases propano y butano disueltos en petróleo y obtenidos durante el refinado de éste. En el sector del automóvil tiene una cierta implantación como sistema de propulsión desde hace unos años.

Entre sus ventajas destaca su coste por litro en gasolinera, aproximadamente la mitad que el de la gasolina. Por otro lado, contamina mucho menos, ya que un vehículo funcionando con GLP emite un 15% menos de CO2 y entre un 70% y un 90% menos de óxidos de nitrógeno.

Entonces, ¿por qué en el segmento de las autocaravanas y campers no se ha aplicado? Algunos expertos apuntan al peso y otros a la potencia como principales condicionantes, pero no los únicos.

José Antonio Cruz, responsable del departamento comercial de Caravanas Cruz, apunta que “más que un problema de peso, es el de la potencia y de que hasta ahora apenas había estaciones de servicio con carga de gas, este último punto ha cambiado sustancialmente y hay muchas estaciones de servicio que ya suministran gas, lo cual está cambiando el panorama”.

Francisco Morante Lopera, del departamento de ventas de Roulot S.L, subraya por su parte que “al instalar un depósito adicional de GLP la tara del vehículo aumentaría y el peso es uno de los condicionantes que siempre tenemos en la autocaravanas para no sobrepasar el peso autorizado y que no reduzcan las plazas homologadas en ruta”.

Otro de los principales escollos es el tipo de motor. Los vehículos GLP no son híbridos, sino vehículos de bicarburación que disponen de dos depósitos de carburante separados (GLP y gasolina) y, pueden circular indistintamente con los dos.

Se pueden implantar en un motor diésel pero como afirma Morante Lopera “lo mejor para tener la máxima autonomía sería el motor que utiliza la gasolina y el GLP por separado y poder repostar en gasolineras tengan o no GLP al ser estas las más escasas, también se puede hacer estos motores en combinación con gasoil, pero contamina bastante más que con gasolina y esto además influye en el encarecimiento del IEDMT y los fabricantes no están apostando por esa combinación con diésel”.

Aunque los puntos de repostaje han aumentado mucho en los últimos años, todavía son insuficientes para una correcta autonomía, factor que condiciona la inversión por parte de los fabricantes y la aceptación del cliente.

En definitiva, como apunta Antonio Jul Villamor, Gerente de Autocaravanas Yakart, es una tecnología “que se podría aplicar a las autocaravanas pero, de momento, ninguna marca lo contempla”.

GLP para el uso de las funcionalidades del módulo vivienda

No obstante, el uso del sistema GLP para funciones como la cocina, calefacción y la ducha de autocaravanas y campers está muy extendido en Europa; sin embargo, en España su implantación es muy reducida. José Antonio Cruz centra la causa en “un problema del Gobierno, que están apostando más por lo eléctrico, por inversión, infraestructuras y gasto. Pienso que están demonizando el combustible, menospreciando el gas y obcecados en los sistemas eléctricos, que a mi parecer van a contaminar tanto como los demás, es posible que de otra forma, pero al final contaminación es, porque, ¿qué van a hacer con las baterías?”.

El principal motivo por el que el público español instala un depósito GLP es principalmente para largos viajes por Europa, donde el repostaje es prácticamente exclusivo a través de este sistema.

No obstante, los beneficios de uso son patentes, “el principal beneficio es que el GLP no necesita un envase intercambiable como la bombona de gas doméstica que conocemos y, que además en cada país son diferentes y no se puede intercambiar cuando se nos agotan nuestras bombonas de gas en el extranjero. Incluso el propio depósito de GLP para el motor si hicieran vehículos con motor para uso con este sistema, podría utilizarse para el funcionamiento de los aparatos de la autocaravana y con esto disminuir el peso adicional de las bombonas”, destaca Francisco Morante.

¿Quieres saber cómo se instala un sistema GLP para el módulo vivienda?

Créditos de las imágenes: Sunlight, Malibu, welcomia, Angela Aladro mella, Roberto H. Vigara