El peso que puede soportar un vehículo es uno de los estándares a tener encuenta en cuanto a normativa de circulación. Para todo tipo de automóviles, incluidas autocaravanas, se fijan los 3.500 kg de Masa Máxima Autorizada (MMA) como límite para el carnet de conducir B, obligatorio para todo tipo de utilitarios, furgonetas y ciclomotores (A1). Para todos los vehículos con una capacidad de carga mayor es necesario el carnet C, con su modalidad C1 (hasta 7.500 kg), generalmente son vehículos destinados al transporte de mercancías, como los camiones, pero también afecta al sector de las autocaravanas.

Para conocer de primera mano cómo es viajar con una autocaravana con MMA superior a 3.500 kg hablamos con Javier Bruna, ingeniero informático y autocaravanista con décadas de turismo itinerante a sus espaldas, que acaba de adquirir una autocaravana Frankia de 5.500 kg de MMA.

  • ¿Qué modelo has elegido y cuánto pesa (MMA)?

El modelo elegido es una Frankia 7000 con motor mercedes de 156 CV y una tara de 4.200 kg, lo que me da una capacidad de carga de 1.300 kg. Más que suficiente para 4 pasajeros, sus pertenencias, las bebidas y comidas necesarias y una moto de cerca de 200 kg, además del equipamiento técnico que consideremos: generosos depósitos de aguas, gas, baterías, compresor, generador, parabólica, placas fotovoltaicas y cuantos aditamentos sean necesarios.

  • ¿Por qué una autocaravana de grandes dimensiones? ¿qué te ha motivado a adquirir este vehículo?

“En primer lugar, hay que decir que no es más grande que otras, ya que mide algo más de 7 metros de largo, más o menos lo mismo que la anterior; lo que si es más pesada que las demás (5.500 kg de MMA). Siempre tuve presente ese viejo refrán que reza: ande o no ande, caballo grande. Dado que lo que busco es viajar, si, pero con comodidad, me decanté por una AC que tuviera espacio, amplitud, y capacidad de carga, de una parte. Y de otra, ciertas características poco habituales en el mundo de las AC’s, como es la rueda gemela atrás, la tracción trasera y amplitud entre ejes, es decir, que tuviera poco voladizo para poder llevar el vehículo auxiliar a bordo sin que supusiera pérdida de seguridad.

Un factor decisorio para adquirir un vehículo de éstas características (al menos el mío) ha sido la capacidad de carga. Si un día se les ocurre a las autoridades de tráfico comenzar a pesar las AC’s, se van a forrar a tenor de las multas que pondrán ya que un elevado porcentaje supera su MMA, debido principalmente a que se les da la autorización para circular antes de instalar buena parte de su equipamiento.

He podido constatar unidades cuya diferencia entre tara y MMA era de 200 kg; eso sí, con un amplio y maravilloso garaje en el que tenías que elegir entre tu familia o la moto, ya que para ambos no había capacidad legal de carga”.

  • ¿En cuanto a conducción, qué diferencias encuentras entre un modelo pequeño y el actual?

“Mi primera AC fue una Rimor capuchina de 6 m, más tarde una Mobilvetta,  y también he conducido campers, mucho más reducidos de peso y de tamaño, evidentemente. En honor a la verdad, no hay diferencia ninguna por el hecho de tener una MMA superior a 4.200 kg. Cuando te acostumbras a las dimensiones, se conduce exactamente igual; si acaso hay que tener presente que en situaciones concretas (pronunciadas pendientes) hay que jugar con el motor para no recalentar los frenos; pero eso es algo que lo hacía incluso con las menos pesadas o con mi propio coche. Pero es evidente que llevamos 5 toneladas y estas empujan mucho en las pendientes, ya sea de subida o de bajada”.

  • ¿Qué recomendaciones darías a alguien que desea comprar una AC de este peso y dimensiones?

“La primera, que tenga en cuenta que ha de poseer el Carnet C1 ó C, lo cual implica ser conocedor del tipo de vehículo (según el código de la circulación) y que, consecuentemente, no podemos circular a más de 90 km/h, puesto que se considera un vehículo pesado, entre otras cuestiones inherentes a la categoría a la que pertenece.

La segunda, que tenga muy presente medias y pesos y que sea muy escrupuloso con las señales e indicaciones para no penetrar en zonas inapropiadas en virtud de esas características. Recomiendo el uso de GPS para camiones, en los que se puede introducir las dimensiones y pesos a la hora de elegir la ruta. Por lo demás, no considero necesario dar recomendaciones diferentes de las que se darían a cualquier persona que quisiera adquirir cualquier otro tipo de autocaravana”.

Para que tengáis una visión más completa de cómo es un modelo de autocaravana con una capacidad de carga superior a 3.500 kg de MMA, os recomendamos consultar nuestra prueba del modelo Frankia I 8400 Platin QD.

Pincha aquí para conocer los tipos de carnet de conducir.