Un dato muy a tener en cuenta para la elección de la ruta a seguir con nuestra autocaravana es la existencia o no de peaje en las autopistas por las que pensemos transitar. No sólo por su efecto sobre el bolsillo, sino también por la existencia o no de alternativas válidas y aceptables, en términos de rapidez y seguridad, respecto a las autopistas de pago.

En algunas rutas, el coste total de los peajes pueden suponer un capítulo de gastos muy considerable, especialmente en las rutas hacia Italia. En cualquier caso, es obvio que es un servicio que encarece el coste de los desplazamientos, a cambio de una mayor comodidad, seguridad y rapidez. No obstante, si no queremos o no podemos evitar las autopistas de peaje en nuestro itinerario, haremos bien en conocer las peculiaridades de cada país en materia de peajes.

Francia

autopista-franciaPor ser un país de paso obligado hacia el norte o el este de Europa, es un caso paradigmático, pues su sistema de peaje grava fuertemente, con un recargo de aproximadamente un 50% sobre la tarifa normal, a los vehículos o conjuntos «tractor-remolque» que superen los 2 m de altura. Así pues esa norma afectará a todas las autocaravanas y a casi todas las caravanas, quedando incluidas en la llamada «classe 2».

A partir de esta premisa, los campistas, al circular por Francia, haremos bien en buscar rutas alternativas que nos alivien el bolsillo sin comprometer demasiado la agilidad y la seguridad. Si queréis conocer algunas de estas alternativas, en la web de Francisco Colet se ofrecen opciones. Además, para conocer los peajes e itinerarios de pago, podéis consultar la web de la sociedad francesa de autopistas.

Portugal

autopista-portugalNuestro país vecino incorporó en 2011 el peaje electrónico a la red de autovías que antes no eran de pago. Este sistema convive con el peaje tradicional en las autopistas que ya eran de peaje y que siguen conservando el peaje por tramos y con cabinas de pago, por ejemplo en la A-1.

Desde entonces, el modo de efectuar el pago (y evitar sanciones) en los peajes electrónicos ha ido evolucionando con el tiempo. Afortunadamente a mejor, aunque todavía sigue siendo un poco complicado.

En la actualidad funcionan tres sistemas de pago para las vías «electrónicas»: una «tarifa plana» de 20 euros, válida solamente para tres días. Si la estancia ha de superar los tres días o el recorrido a efectuar queda por debajo de esos 20 euros, hay dos opciones: asociar la tarjeta de crédito a la matrícula por un plazo de 30 días o utilizar tarjetas pre-pago recargables. En fin, un sistema farragoso e incómodo que tiene como agravante que sólo se puede contratar en unos pocos lugares. Para saber dónde, hay que consultar la página web Portugal tolls

Italia

peaje-italiaEn la patria de la «pasta» no se escapa nadie de pagar por usar sus autopistas, al menos en las rutas principales. El sistema italiano para el cálculo de peajes es peculiar. Tiene cinco clases y se paga por número de ejes rodantes y también por la altura desde el suelo hasta la parte superior del capó frontal, medido sobre eje delantero. Si mide menos de 1,30 m, la clase será la A (sobre todo turismos) pero si se rebasa esa distancia (autocaravanas) la clase será B y pagará más que un turismo normal.

Por otra parte, los conjuntos coche-caravana (o remolque), ya que suman al menos 3 ejes, pagan aún más. Y si la caravana es de doble eje, peor aún. Curioso sistema, la verdad. Más información en Le classi di pedaggio

Suiza

suizaLos suizos son particulares para casi todo y su sistema de peaje no podía ser menos. Tienen desde hace décadas un sistema de peaje mediante una viñeta de pago único anual (actualmente unos 40 euros al año, en 2016) para usar su red de autopistas sin limitación.

Las autocaravanas de menos de 3,5 toneladas pagan lo que un turismo, pero las que superen ese peso pagarán como si de un camión se tratase.

La viñeta se compra en la misma frontera y también por todo el país y se puede pagar en francos suizos o en euros. Por cuestiones de cambio de moneda, suele ser más ventajoso hacer el pago en francos suizos, en metálico, al aduanero. Si se paga en euros, la vuelta nos la harán en francos suizos.

Este sistema, en comparación con el austríaco o el checo, tiene la pega de que no es progresivo. Se paga el año completo aunque solamente se cruce el país en un solo día. No se contemplan viñetas por tiempo inferior.

Más información en: Eidgenössische Zollverwaltung EZV

Alemania

autopista-alemaniaAlemania no cobra peajes a los turismos y autocaravanas (al menos las de peso inferior a 3,5 t, el resto, mejor informarse primero), por utilizar su red de autopistas, pero…

Sí tiene, en cambio, un «impuesto medioambiental», con una tarjeta verde necesaria para entrar en la inmensa mayoría de las ciudades alemanas. Y todos los vehículos, extranjeros incluidos, están obligados. Se paga una única vez y vale para toda la vida del vehículo. Y, atención, nos constan multas a españoles por no llevar el distintivo, ¡así que ojo!

Para obtenerlo hay que mandar copia de la documentación del vehículo, por correo electrónico, y en función de su nivel de contaminación recibirá un distintivo rojo, amarillo o verde. En muchas ciudades ya sólo se permite el acceso a los verdes. Por lo tanto hay que pedirlo con antelación suficiente. Más información en Distintivo ecológico.

Austria, Hungría, República Checa o Eslovaquia

Desde hace algunos años tienen un sistema de viñeta similar al suizo, pero más lógico, pues tienen la ventaja de poder comprar viñetas por períodos de tiempo más cortos: 10 días, un mes…

El período de validez mínimo suele ser de 7-10 días y su coste viene a rondar los 8-10 euros, según países. Se compran en la misma frontera y en gasolineras. En el caso austriaco, las gasolineras alemanas próximas a la frontera venden también las viñetas, incluso con grandes carteles anunciadores. De todas maneras conviene tener la precaución de comprobar el sistema de cada país en Internet antes de la partida.

Noruega

Desde hace algunos años tienen un sistema electrónico de peajes en las pocas autopistas del país.

El modo de pagar el peaje, si visitamos Noruega con nuestro vehículo y por un tiempo inferior a tres meses, es registrando previamente la matrícula en la web Autopass

Hemos de tener en cuenta también que se paga un pequeño peaje para entrar con el vehículo en las principales ciudades del país. En ese caso el pago suele ser en efectivo, en cabinas habilitadas al efecto.

Países sin autopistas de peaje

Afortunadamente no todos los países de Europa cobran por utilizar su red de autopistas: Bélgica, Holanda, Alemania, Irlanda, Luxemburgo, Dinamarca, Suecia o Reino Unido.

No obstante eso no significa que, en ciertos puentes o puntos concretos de la red no haya que pagar un peaje. Eso ocurre, por ejemplo, en el puente sobre el Támesis, en la A-25 que circunvala Londres o en alguno de los puentes daneses y suecos.

Seguro que os ha resultado útil e interesante estos consejos, así que ¡enviadnos los vuestros para que podamos inspirarnos, aprender y compartir conocimientos!

Créditos de las imágenes: AlexPoloPhoto

DEJA TU COMENTARIO

COMPARTIR
Artículo anteriorNuevos modelos Challenger 2018
Artículo siguienteTrazos de un autocaravanista
AutoC es un espacio pensado por y para el mundo del autocaravanismo y el camper, una comunidad con todo lo que ello implica. Turismo itinerante, deportes y aventura, todos los modelos que se comercializan en España, zona de pruebas, bricolaje y mantenimiento, foro, áreas, concesionarios, agenda de eventos, blog, actualidad… Un concepto que nace en su versión digital, para dar respuesta a las transformaciones y demandas actuales, fijando el eje de coordenadas en los amantes del autocaravanismo y el camper.