Viajar en autocaravana es siempre una aventura para los niños. No pienses sólo en las vacaciones de verano que ya están a la vuelta de la esquina: si tienes una autocarvana o piensas adquirir una debes amortizarla y, para eso, las pequeñas escapadas de fin de semana o puentes, a lugares, muchas veces, cercanos a tu casa, emocionarán a los pequeños y les harán descubrir nuevos lugares, observar, abrir sus mentes y, en definitiva, convertirse en los grandes viajeros del futuro.

¿Qué modelo elijo?

Si aún no tienes autocaravana, antes de decidir la compra te aconsejamos que alquiles una y pruebes la experiencia del viaje en familia. Estamos seguros de que os convencerá, pero también os dará muchas pautas que os ayudarán a la hora de elegir el modelo a adquirir.
Una vez que el virus del viajero en autocaravana te haya picado toca elegir modelo: antes de nada debes pensar en el tipo de vehículo que quieres y el presupuesto del que dispone.

Es decir, ¿cuántos sois en la familia? Porque al hablar de autocaravanas para la familia hay modelos desde cuatro hasta siete plazas homologadas para viajar y pernoctar.

En cuanto al tipo, al clásico capuchino, que sigue siendo el vehículo familiar por excelencia, se han añadido en los últimos años vehículos perfilados con cama basculante e, incluso, algunos modelos integrales de cuatro plazas, soluciones cada vez más demandada por las familias debido a su aerodinámica y menor consumo de combustible respecto al capuchino.

El siguiente paso es tener claro el presupuesto del que dispones o podrás financiar y contemplar la posibilidad de incrementarlo si finalmente te convencen las ventajas de adquirir un modelo superior que te garantice más confort y mejores prestaciones al que pensabas en un principio.

Distribución interior

Las familias siguen buscando literas y espacios infantiles o modelos con cama de matrimonio central en la parte trasera y cama basculante para los niños, además de distribuciones con ducha y aseo separados y frigorífico grande en la cocina. No obstante, el «boom» de la autocaravana en los últimos años y la entrada de parejas jóvenes con niños ha llevado a algunos fabricantes a pensar en el diseño de interiores más modernos y que hagan un guiño a los más pequeños de la familia.

A la hora de pensar en el espacio infantil para dormir, además del tipo de cama (litera o cama doble), debemos fijarnos en el tipo de somier y colchón. Al fin y al cabo, aunque sea en vacaciones, los niños deben descansar adecuadamente. No te olvides tampoco de la protección anticaídas, aunque en las literas y en muchas capuchinas el sistema viene de serie (tipo red o en madera).

Deja que esta zona noche sea un verdadero espacio infantil así que, si la decoración del modelo que elijas es neutra, puedes personalizarla con colchas y edredones infantiles, peluches, cojines y coloridos accesorios que harán que los pequeños se sientan como en casa.

Cada cosa en su lugar

Si viajas con niños todo el espacio se te hará poco: armarios roperos, armarios altos, cajones, estanterías, doble suelo en el que puedas guardar, por ejemplo, botellas o zapatos, y un práctico garaje en el que llevar las bicis, raquetas o los patines, son soluciones que agradecerás cada vez que te pongas al volante.

En cuanto a la zona del comedor y la cocina, el público español busca salones con mesas extensibles para acomodar a niños y mayores y, sobre todo, frigoríficos grandes con congelador separado para llevar alimentos y bebidas siempre frescos. Microondas, horno, grandes cajones y estanterías son también siempre bienvenidos.

En las páginas que siguen te ofrecemos una selección de esos modelos familiares que nos han gustado especialmente en los catálogos 2019 de los fabricantes que comercializan sus vehículos en España. ¡Seguro que encuentras el modelo que más se ajusta a tus necesidades!

Viajar con niños, ¡una magnífica experiencia!

Viajar en familia es una excelente manera de divertirse, aprender y explorar el mundo que nos rodea, fomentando las relaciones entre padres e hijos y convirtiendo a los pequeños de la casa en curiosos, ávidos, inquietos, sociables y ciudadanos de un mundo cada vez más multicultural.

Y si el viaje lo realizas en autocaravana o en coche remolcando una caravana podrás llevar contigo tus enseres personales, parar allí donde te apetezca, sin las limitaciones de una maleta o las exigencias de una compañía aérea. Por eso cada año son más las familias que apuestan por las vacaciones «con la casa a cuestas».

Viajar es aprender, y el aprendizaje empieza desde casa. Preparar un viaje con la caravana o autocaravana será mucho más divertido de lo que imaginas: planifica con ellos la ruta, enséñales el mapa de lo que pensáis hacer y, después, elabora con ellos una lista y déjales elegir qué juegos o peluches se van a llevar, ayúdales a preparar sus bicis, cascos o tablas de surf y permite que te ayuden con su ropa y enseres, siempre de acuerdo al espacio del que disponéis a bordo. Por ejemplo, recomiéndales que se lleven algún libro, consola y cuaderno de pintar pero que dejan en casa los juguetes más voluminosos.

¿Cuánto falta?

Con la autocaravana cargada, es el momento de arrancar el motor y ponerse en marcha. Tanto si se trata de una pequeña escapada (fin de semana o puente) como un viaje más largo, has de tener en cuenta que la seguridad es lo primordial. Recordamos algunos consejos clave para que el trayecto no les resulte cansado y el viaje se haga ameno para todos:

Planifica el viaje: dedica un tiempo a analizar el tiempo que durará el trayecto (puedes pedirle que te ayuden, se sentirán más involucrados y, por ejemplo, les encantará trazar e ir siguiendo la ruta en Google Maps).

  • Elige bien la hora de salida: salir a primera hora de la mañana, sin haberlos despertado totalmente, te permitirá que vuelvan a conciliar el sueño en su sillita, aprovechando para hacer una primera parada a la hora del desayuno. Recuerda que los pequeños no pueden levantarse, ir al baño ni coger agua de la nevera mientras estáis circulando y, por supuesto, ¡no pueden ir tumbados en la cama durmiendo, aunque pretendas hacer kilómetros durante la noche!.
  • Temperatura adecuada: lo aconsejable es mantener el interior del vehículo entre 21 y 23 grados. El problema al viajar en autocaravana es que la climatización (tanto el aire acondicionado como la calefacción), de serie, vienen para la cabina y el frío o calor no llegan a los asientos traseros. Para satisfacer esta necesidad, una de las soluciones más innovadoras es el sistema Bluecool Drive de Webasto, una expansión del aparato de aire acondicionado del vehículo existente para la zona trasera que funciona utilizando el compresor original movido por el motor del vehículo (es fácil de instalar en el servicio postventa).
  • Para cada cierto tiempo: circula por las carreteras más seguras, como autopistas y autovías, que permitan una conducción relajada y tranquila y donde encuentres zonas de servicio y restauración para realizar diversas paradas a lo largo del trayecto (te aconsejamos que hagas una parada cada dos horas como máximo, y cada una de ellas con un aliciente: un parque con columpios, un picnic o un pequeño refrigerio les ayudarán a continuar la ruta sin protestar).
  • Coloca en un lugar accesible todos los objetos que los niños puedan necesitar: peluches, tablet, juegos, o chupete, si se trata de bebés.
  • Cuidado con la bebida y comidas copiosas: no dejes que beban en exceso o tendrás que hacer muchas más paradas de las previstas. En el caso de las comidas, mejor que sean ligeras para evitar mareos y vómitos nada agradables.

Normativa

Si viajas en autocaravana, la normativa en cuanto a dónde y cómo deben ir sentados los niños menores de 12 años y de talla inferior a 135 cm es la misma que para los turismos convencionales. Es decir, deberán ir sentados en las plazas traseras con la silla infantil que corresponda a su peso/edad.

Una diferencia con los turismos es la disponibilidad de sistemas ISOFIX. Desde el 1 de noviembre de 2014, es obligatorio que cualquier turismo de cuatro o más plazas lleve dos plazas al menos con sistema ISOFIX para poder montar sillas infantiles de forma cómoda y segura.

Sin embargo, las autocaravanas, por sus medidas más grandes, su peso y por estar diseñadas desde vehículos comerciales, están homologadas como «vehículos especiales de la categoría M1» (vehículos comerciales para el transporte de personas) y, aunque deben llevar su correspondiente cinturón en cada plaza, no están obligados a llevar un sistema ISOFIX.

Es decir, pueden llevar sillas infantiles, pero no irán sujetas con el sistema ISOFIX, sino con el cinturón de seguridad del vehículo, aunque algunos fabricantes sí han decidido ofrecer el anclaje ISOFIX, de serie, o como opción, en algunos modelos de autocaravanas.

Créditos de las imágenes: Sunlight, McLouis